ABS aplica a sus casas de madera los cinco pilares del ahorro energético

ABS tiene desde su fundación, en el año 1993, el empeño de que la actividad constructora afecte lo menos posible al medio ambiente, para lo cual fabrica casas de madera, incide especialmente en el aislamiento e incorpora las energías renovables.

De esta forma, ABS -American Building System, S.L.- aplica a su producto los cinco pilares del ahorro energético, según el protocolo de Kyoto:

 

1. Ha desarrollado la construcción con madera. La madera es el elemento estructural que menos energía requiere y su cultivo propicia el crecimiento forestal y la absorción consecuente de CO2.

 

2. Construye las viviendas por un procedimiento industrial. La aplicación de la técnica industrial para el proceso constructivo ahorra energía, plazos, accidentes laborales, escombros, vertidos, transportes, errores, descuadres, etc.

 

3. El aislamiento térmico (gran protagonista), acústico y eléctrico, junto con la ausencia de puentes térmicos, contribuye a que disminuya el consumo de cualquier tipo de energía.

 

4. La aplicación práctica de las energías alternativas: térmica, fotovoltaica, termodinámica, geotérmica, y, últimamente la aerogeotérmica, disminuye drásticamente el requerimiento energético de las viviendas. Como ejemplo, el refrescamiento y filtración del aire en verano puede conseguirse con un motor de 50 vatios en lugar los 1.700 vatios de una bomba de calor.

 

5. La disposición de los elementos constructivos teniendo en cuenta las normas de la arquitectura pasiva hace posible con frecuencia un ambiente confortable sin tener que recurrir a motores.

 

Los puntos 1 y 2 consiguen que la energía «incorporada» en la edificación de una casa de ABS de 100 m2 sea de unas 5 toneladas equivalentes de CO2, contra las 140 toneladas de la misma casa de construcción tradicional. (fuente: estudio SaAS Sabaté Asociats). Esta menor emisión es un beneficio para la sociedad.

 

Los puntos 3, 4 y 5 son un beneficio tanto para la economía del usuario como para la sociedad.

 

Respecto de su sistema de fabricación, ABS posee el certificado nº MA-0481/06 de Gestión Ambiental según la norma ISO-14001:2004. La gestión derivada de este certificado incluye el tratamiento de residuos, la eliminación del uso de pinturas con plomo, disolventes y de productos con algún nivel de toxicidad.