jueves , 15 de noviembre de 2018

Un proyecto de ADOM Studio.


Acero y madera de ACCOYA dialogan con el entorno en el nuevo edificio NEN. Construido en 1967, este inmueble se sitúa en el área de Legazpi, en Madrid. La zona ha sufrido una gran transformación en los últimos años. Donde predominaban edificios industriales hoy encontramos una zona residencial cargada de servicios y zonas verdes, gracias a su proximidad al centro cultural Matadero y al eje verde Madrid-Rio.

 

 

PROPUESTA DE INTERVENCION

Si bien el orden geométrico se había mantenido en el interior, tras las distintas intervenciones que ha sufrido el edificio, al exterior nos encontramos con una fachada en la que la superposición de distintos materiales dificultaba una lectura clara del mismo. La propuesta de ADOM-STUDIO pretende ordenar la composición original del edificio.

Para ello, se genera un zócalo en planta baja mediante una celosía vertical y se agrupan verticalmente los huecos de los demás pisos mediante unas cajas que cosen los huecos en vertical.

 

ACERO Y MADERA DE ACCOYA

La elección de materiales pretende dialogar con el entorno del edificio y su historia. Por un lado, el acero de las celosías y cajas de fachada recogen el pasado industrial y le aportan seguridad y durabilidad. Por otro lado, la fachada ventilada de madera de Accoya persigue dar continuidad al urbanismo y arquitectura sostenible que se está desarrollando a lo largo del eje Madrid-Río.

La madera de Accoya aporta una mayor calidez al conjunto a la vez que garantiza durabilidad y estabilidad dimensional, con los mayores niveles de eficiencia y sostenibilidad. Al acceder al interior del edificio, la madera nos acompaña en los revestimientos del hall dando una mayor fluidez a la transición entre el interior y el exterior.

 

 

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.