viernes , 20 de septiembre de 2019

La Fundación Driehaus entrega 58.000 € en premios para recuperar disciplinas artesanales.


El ecijano Miguel Ángel Balmaseda ha sido premiado en la categoría de trabajos en madera en los Premios de las Artes de la Construcción, convocados por la Fundación Driehaus.

Balmaseda se dedica a la carpintería y la ebanistería. Como sus antepasados, destaca en la realización de las más bellas puertas y ventanas y, en particular, de las puertas con orejeras propias de la tradición de Écija. Así, se convierte en el último depositario de una técnica que ha dotado de una particular identidad a los más atractivos palacios y edificios de la localidad durante siglos.

La influencia de su actividad sobre la conservación del patrimonio cultural de Andalucía, ha quedado patente por su trabajo de restauración, investigación y conservación en distintos palacios y monumentos del patrimonio cultural de Ecija, así como por su participación, como jurado, de los Premios en Defensa de la Conservación del Patrimonio Histórico Artístico de Écija durante varias ediciones.

Por mencionar alguno de sus numerosos trabajos, tenemos la restauración de la “Mesa Altar de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen” en Écija, o “Artesonado del Convento de Santa Paula” en Sevilla.

Los Premios de las Artes de la Construcción, cuyo objetivo es recuperar y dar valor a disciplinas al borde de la extinción debido al abandono de los antiguos oficios a favor de los productos estandarizados, recayeron además de para Balsameda, para la maestra Anna Santolaria en vidrio, el mallorquín Lluc Mir, especialista en la construcción de muros de piedra en seco, y el leonés Luis Prieto, maestro de los estucos y pigmentos naturales, en la categoría de acabados. Los cuatro artesanos españoles fueron galardonados con 40.000 euros.

Esta iniciativa, que apoya la labor de los artesanos, se enmarca dentro de los proyectos que el financiero y filántropo norteamericano Richard H. Driehaus lleva a cabo en nuestro país. El objetivo de estos galardones es promover los oficios tradicionales que utilizan técnicas menos contaminantes que los productos sintéticos, fomentan la economía local, especialmente necesaria en las áreas rurales tan afectadas por la despoblación, y además posibilita la conservación de los monumentos y conjuntos históricos.

Además de la entrega de estos galardones, también se ha puesto en marcha una exposición que recoge una muestra de las obras premiadas y que, gracias al Ministerio de Fomento, permanecerá abierta al público desde el 13 de Junio hasta el 28 de Julio en la Arquería de Nuevos Ministerios.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.