ENSATEC controla la demanda energética en edificios con Blower Door

Con este equipo pueden medir la permeabilidad al aire de la envolvente térmica.

Ensatec ha adquirido un equipo Blower Door para el control de la demanda energética en los edificios, complementando los servicios que ya realiza y ofreciendo un servicio muy demandado. Condición que determina el Anejo H del DB HE1 del CTE, realizándose según la norma UNE-EN ISO 9972:2019.

“Con este equipo podemos medir la permeabilidad al aire de la envolvente térmica, condición que afecta tanto a los huecos de la envolvente como a la propia envolvente del edificio. Combinándose con la termografía, medimos la eficiencia energética de los edificios”, afirman desde el laboratorio riojano.

Las soluciones constructivas y condiciones de ejecución de los elementos de la envolvente térmica deben de asegurar una adecuada estanqueidad al aire. Particularmente, se cuidarán los encuentros entre huecos y opacos, puntos de paso a través de la envolvente térmica y puertas de paso a espacios no acondicionados.

La permeabilidad indicada es la medida con una sobrepresión de 100Pa, Q100. Los valores de permeabilidad establecidos se corresponden con los que definen la CLASE 2 (≤27 m3 / h•m2) y CLASE 3 (≤9 m3 / h•m2) de la UNE-EN 12207:2017. La permeabilidad del hueco se obtendrá teniendo en cuenta, en su caso, el cajón de persiana.

En edificios nuevos de uso residencial privado con una superficie útil total superior a 120 m2, la relación del cambio de aire con una presión diferencial de 50 Pa (n50) no superará el valor límite.

Obtenido los resultados mediante el ensayo del Blower Door, se determina el grado de estanqueidad del inmueble.

El resultado compara la tasa de infiltraciones detectada respecto del volumen interno del inmueble, midiéndose el número de renovaciones por hora. Cuánto más renovaciones menos hermético será el inmueble. Un ejemplo de renovaciones de aire es el estándar PassivHaus, que establece un límite de 0,6 renovaciones de aire por hora en climas fríos.