Advertisement

ENTREPATIOS, un proyecto de vivienda ecosocial con madera en su ADN

Un modelo de vivienda más saludable y menos contaminante.

ENTREPATIOS es la primera cooperativa ecosocial de vivienda en derecho de uso de Madrid, que nació hace dos décadas buscando otro modelo de vivienda más saludable y menos contaminante. Las personas que la conforman buscan otras formas de vivir en la ciudad en las que prima la sostenibilidad ambiental y crear comunidad.

Se trata de un modelo de viviendas hasta ahora poco habitual en España, aunque sí es frecuente en otros países como Dinamarca, Uruguay o Canadá.

Su financiación es, exclusivamente, con la Banca Etica. El derecho de uso que prima es realmente un modelo intermedio entre la compra y el alquiler. Permite al usuario disfrutar de la vivienda por tiempo indefinido y participar en la toma de decisiones sobre el propio diseño, aunque la cooperativa es la propietaria del edificio. Se paga una aportación inicial que, si uno se marcha, se recupera. Y una cantidad mensual o cuota de uso.

Para Iñaki Alonso, arquitecto y director del proyecto ENTREPATIOS, se trata de un proyecto que parte de los usuarios, “con una hoja de ruta clara, respetuoso con el medio ambiente, y basado en su propio lema, Otras Maneras de Vivir”.

PROYECTOS EN MARCHA

ENTREPATIOS ya tiene varios proyectos en marcha y otros en mente. Uno de ellos es el de Las Carolinas. Unas 400 personas se han agrupado para desarrollar de manera autogestionada viviendas construidas con criterios ecológicos, y donde la madera rezuma en su ADN.

Se apuesta de lleno por un edificio de demanda energética casi nula, generación de energía mediante fuentes renovables, reutilización del agua y uso de materiales ecológicos.

Uno de sus pilares de este proyecto es el ecologismo. En estas viviendas se escogen materiales que en su fabricación tengan un menor impacto ambiental y puedan ser reutilizables e incluso entren dentro de una economía circular.

MADERA CERTIFICADA FSC

El director del proyecto explicaba recientemente en la feria CONSTRUTEC que sus estructuras son de madera con certificado FSC (garantía de una correcta gestión ambiental y social), “porque es la que garantiza un menor impacto ambiental y genera edificios más ligeros -expresó-. Hay una apuesta decidida por construir con madera certificada FSC y tablero contralaminado”, afirma este arquitecto, quien remarca que “la madera es un material capaz de absorber carbono frente a otros materiales, y con un coste energético mucho menor en su gestión, producción y transformación”.

Las estructuras de madera del proyecto de Las Carolinas Entrepatios van a ser diseñadas y montadas por MADERGIA, con madera certificada FSC.

CICLO DE VIDA

En ENTREPATIOS el análisis del ciclo de vida del edificio también es fundamental. Iñaki Alonso está convencido de que “el impacto de los edificios del futuro estará en el proceso de construcción y no tanto en el de uso”. Y añade que “una cimentación para madera obliga a utilizar la mitad de hormigón que la cimentación para un edificio con estructura de acero u hormigón”.

No niega que “el presupuesto de obra es algo mayor que en un edificio convencional”, pero asegura que “los gastos mensuales de estos edificios son menores”. Además, las medidas relacionadas con materiales más ecológicos se relacionan directamente con “más salud para las personas y menos contaminación para el planeta”, factor a tener en cuenta.

Son viviendas en las que se persigue gastar lo mínimo posible, que apuestan por alcanzar el estándar Passivhaus. El fundamento es evitar las pérdidas de calor y frío, de forma que las necesidades de climatización sean muy reducidas. Donde, además de estas medidas de aislamiento y estanqueidad, la orientación es fundamental.

El edificio de Las Carolinas será el primero certificado como CO2.0. En este caso en concreto se ha prescrito madera certificada FSC, por las ventajas sociales y medioambientales que implica esta certificación. “Los edificios ecológicos son bastantes más baratos de lo que cree”, concluye Iñaki Alonso quien, como arquitecto, considera que el tipo de edificios que definen a ENTREPATIOS facilitará afrontar los cambios que mucha gente desea que se produzcan. Aunque su visión es largoplacista, reñida con la economía cortoplacista que impera hoy en día.