Advertisement

GABARRO lleva al COAC la Jornada «Materiales que inspiran: la visión del arquitecto»

Destinada a arquitectos y prescriptores, tendrá lugar el próximo 24 de mayo, a las 18:30 horas.

GABARRO Hermanos, almacenista de madera aserrada, suelos de madera y tecnológicos, tableros y la piedra acrílica HI-MACS® by LG Hausys Gabarró Hermanos, organiza la Jornada «Materiales que inspiran: la visión del arquitecto», en el COAC (Col·legi d’Arquitectes de Catalunya).

El evento, dirigido a arquitectos y prescriptores, tendrá lugar el próximo 24 de mayo, a las 18:30 horas, y contará con la participación de Pablo Garrido, Director de Tecnología de b720 Fermín Vázquez Arquitectos, autores del proyecto de renovación del Lycée Français de Barcelona con madera termotratada LUNAWOOD® y del arquitecto del estudio GAC3000, Alejandro Labeur, que presentará su “case study” para Media Markt, realizado con el solid surface HI-MACS® by LG Hausys.

El objetivo de la Jornada es compartir experiencias y aportar nuevas ideas a la comunidad de arquitectos a través del testimonio práctico de estos dos estudios de arquitectura de renombre.

LUNAWOOD® en el COAC

Para el proyecto del Lycée Français de Barcelona, con el que se recubrieron un total de 800 m² con tablones de madera de pino y abeto termotratada LUNAWOOD® específica para espacios exteriores, los responsables optaron por un material natural. También era imprescindible que fuera sostenible. Y para no cargar en exceso de peso el edificio precisaban un material ligero.

La madera termotratada LUNAWOOD® de Gabarró, con 400 kg/m³ y proveniente de bosques gestionados de manera ecológica, supuso para ellos la solución ideal y está presente en todo el proyecto: fachadas, paredes, techos, suelos y barandas.

 

 

 

LUNAWOOD® es un material natural y sin ningún tipo de aditivo químico, moderno, orgánico y estéticamente atractivo, que ofrece soluciones constructivas, sostenibles e innovadoras. Gracias a un tratamiento térmico, no tóxico, que reduce en un 50% la tendencia natural de la madera a doblarse, hincharse o encogerse a causa de la humedad, se consigue una madera mucho más estable y duradera, capaz de equilibrar los cambios de calor y frío y que no necesita ningún tipo de mantenimiento.

Este punto fue muy valorado para el proyecto, ya que así se evitan los barnizados periódicos y con el tiempo la madera simplemente adquiere una tonalidad grisácea, propia de la oxidación, pero sigue manteniendo intacta su durabilidad.