sábado , 20 de julio de 2019

Adaptados a la reglamentación que viene sobre edificación.


HECO SCHRAUBEN IBÉRICA ha estado en Rebuild y participará también en Egurtek, tal y como informa su director técnico, David Rifa, porque “el mercado se dirige, de forma decidida e inequívoca, hacia una construcción mucho más sostenible”. 

En Bilbao la prestigiosa firma dará a conocer sus novedades en la gama de láminas y cintas de estanqueidad, la certificación EOTA para los tornillos Hecohsi PowerCut, PowerBuilt, SAF, y un nuevo catálogo de conectores en madera y conectores para forjados mixtos madera-hormigón.

David Rifa y Joan Ramón Calls, en Rebuild 2018.

“Siempre que se gasta un tornillo es porque estás construyendo con madera”, señala Joan Ramón Calls, comercial de HECO SCHRAUBEN IBÉRICA, firma cuyos productos están pensados fundamentalmente para este segmento. Su eslogan lo dice casi todo: “Con toda seguridad”. Con ese objetivo trabajan, para garantizar la seguridad de los profesionales y de los usuarios de cada edificio donde actúan sus productos y soluciones.  

Por esta razón en HECO es clave la inversión en I + D. Todos los productos que comercializan a nivel de tornillería están desarrollados por ellos mismos. Tienen que competir con el producto estándar que se importa de Asia, principalmente. Por ello, tratan de ofrecer muchas ventajas y prestaciones, para que el precio superior de su tornillería no represente un handicap insalvable para el cliente.

La filial de la empresa alemana está segura de que hay un viraje importante hacia la edificación de bajo consumo energético. El consumidor es cada vez más exigente y quiere viviendas que gasten lo mínimo en calefacción, porque con ello se consigue un ahorro energético importante.

Se buscan edificaciones más sostenibles y que generen pocas emisiones, algo que se consigue con nuevos aislantes. El uso de la madera va igualmente en progresión, también en la rehabilitación, “todo eso es lo que lo está cambiando”, afirma Calls. 

“Nosotros caminamos también hacia intentar cumplir las exigencias cada vez más estrictas que la reglamentación sobre la edificación impone a los productos y sistemas de fijación, instalación y aislamiento”, apostilla, tras aludir a que precisamente sus productos van a tener que adaptarse antes del 2020 a un nuevo reglamento. Una normativa con unos requisitos técnicos que habrán de cumplir para no tener que renunciar a realizar ningún tipo de construcción, sean cuales sean las exigencias vinculadas con la estructura, la acústica, el fuego e incluso los sismos.

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.