martes , 16 de octubre de 2018

ADEMAN organizó una jornada sobre Passivhaus y Construcción de Edificios de Consumo Casi Nulo (ECCN) aplicado al sector de la madera.


La Directiva Europea 2010/31 sobre eficiencia energética exige a todos los estados miembros de la UE que todos sus edificios públicos sean edificios de consumo casi nulo a partir del 31 de diciembre de 2018. Y que todos los edificios deberán serlo, sin excepción, a partir del 31 de diciembre de 2020.

Nos encontramos con esta nueva realidad, imparable ya a nivel europeo, y que en Navarra se encuentra muy bien posicionada. Empiezan a darse a conocer edificios acabados bajo el estándar Passivhaus, y arquitectos y prescriptores están cada vez más especializados en este ámbito.

Pero, ¿qué es la construcción de consumo casi nulo? ¿qué son las casas pasivas?

Para acercar este concepto a nuestro sector, y dado que la madera puede verse muy bien posicionada en este ámbito por sus características como material, el pasado 28 de mayo ADEMAN Asociación de Empresarios de la Madera de Navarra-, en colaboración con la Confederación de Empresarios de Navarra -CEN-, celebró una jornada sobre Passivhaus, dirigida a prescriptores, constructores, ingenieros, fabricantes y en general todos los agentes relacionados con el ámbito de la construcción.

La jornada, que se celebró en las instalaciones de CEN, contó desde su fase de planificación con gran aceptación, con la participación de arquitectos especializados en construcción de edificios ECCN de consumo casi nulo, fabricantes de materiales que pueden dar respuesta a los requisitos de este tipo de construcción y especialistas en este concepto constructivo.

 

ADEMAN, miembro de CEN, ha organizado con gran éxito de afluencia y repercusión mediática una Jornada sobre Passivhaus y Construcción de Edificios de Consumo Casi Nulo (ECCN) aplicado al Sector de la Madera.

 

Panorámica de la sala durante la jornada.

Apoyaron el evento el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local Gobierno de Navarra, abriendo la jornada la Consejera Isabel Elizalde, quien recalcó el compromiso del Gobierno Foral con esta materia, en cumplimiento de la normativa europea y en la lucha contra el cambio climático.

Navarra ha sido la primera administración de España y de las primeras de Europa en promover vivienda pública bajo estándar passivhaus. La madera adquiere aquí una magnífica posición competitiva, siendo además una oportunidad en el ámbito local, de gestión de masas forestales y fijación de poblaciones en zonas rurales, entre otras. La jornada se desarrolló con el siguiente programa:

 

Presentación:

Iñigo Araiz, Isabel Elizalde, José Antonio Sarría, Diego Núñez y Miguel Rodríguez.

José Antonio Sarría, Presidente de CEN

Coloquio y fin de la jornada

 

Se habló sobre la importancia e idoneidad de la madera en este ámbito, como material que pueda dar respuestas a los cincos principios claves que de definen este tipo de edificación:

  • Adecuado aislamiento, usando materiales que ofrezcan esta cualidad.
  • Ausencia de fugas de aire, evitando huecos y grietas en la construcción (paredes, techos, ventanas…)
  • Ausencia de roturas de puentes térmicos, impidiendo fugas de calor o frío.
  • Ventanas de altas prestaciones, como huecos fundamentales de la construcción, que sean de triple vidrio, con perfiles y herrajes óptimos, que garanticen la hermeticidad.
  • Sistema de Ventilación Controlada, que garantice el aire interior saludable, sin pérdidas de frío o calor, según proceda.

Es importante también el papel de la orientación de las ventanas en este tipo de edificación, para aprovechar al máximo la luz y las temperaturas externas.

 

 

La Casa Plazaola, de Lekumberri. Modelo de edificación de consumo energético casi nulo.

Se trata de un tipo de construcción sostenible, que busca la eficiencia energética, minimizando el consumo energético para su climatización y optimizando los recursos existentes.

Aplicando bien estos principios se consigue reducir el consumo de energía considerablemente, sin perder confort en la vivienda. Además, las necesidades energéticas de estas construcciones pueden cubrirse en buena parte con la energía del sol, un buen control de la luz, etc.

Este tipo de edificación por tanto aporta:

  • Mayor confort y salud de sus ocupantes.
  • Menor consumo energético: reducción de gastos en factura energética.
  • Beneficio para el medio ambiente.

Koldo Monreal, durante su intervención.

Con todo ello, conociendo la filosofía de este tipo de edificación, es evidente que la madera queda muy bien posicionada como material para resolver los distintos elementos constructivos. Es obvio también pensar que puede ser una gran oportunidad para nuestro sector.

Como material, en sus distintos formatos y productos la madera contribuye a dar cumplimiento a los principios de Passivhaus, ya que mitiga puentes térmicos, mejora el aislamiento termoacústico, existen productos que ayudan al control de la hermeticidad, soluciones que favorecen la estanqueidad y el aislamiento hidrófugo…

Por otro lado es un material que en sí mismo aporta confort, y cuenta con ventajas desde un punto de vista constructivo, el consumo de energía en su fabricación es mucho menor que el de otros materiales, permite la construcción en seco, se puede industrializar y hacer mucho prefabricado para montaje en obra, reduciendo costes, tiempos y riesgos laborales.

Por último, destacar que además de los materiales utilizados, son imprescindibles un correcto diseño y ejecución del mismo.

 

Autor:


One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.