domingo , 23 de septiembre de 2018

La preocupación medioambiental ha llegado también al sector de la construcción, en el que se intenta introducir poco a poco cambios que contribuyan a reducir la huella ecológica.


Una de las tendencias en auge son las construcciones de casas de madera, cuyos materiales se producen de forma sostenible. Se trata de una práctica muy extendida en países como Finlandia o Canadá, donde el uso de casas de madera ha tenido una gran aceptación entre sus habitantes. Cada vez son más las personas que apuestan por este tipo de construcciones respetuosas con el medioambiente en el Estado español.

En este artículo haremos un repaso por algunas de las casas hechas con madera más destacables de España.

Inmueble en El Viso: el más alto de Madrid

Se trata de una construcción de madera que destaca por ser la más alta de la región de Madrid. Cuenta con siete alturas en las que se encuentran cuatro viviendas. En este caso, la madera se presenta como un material que demuestra poseer una gran estabilidad.

Asimismo, dicha construcción ha sido capaz de integrarse en un contexto de lujo y sofisticación. La estética es completamente diferente a otro tipo de casas más convencionales. En este tipo de construcciones la madera se puede dejar al descubierto, evitando así camuflarla de forma innecesaria. Asimismo, también se pueden apreciar ciertas particularidades acústicas en el interior de las viviendas, ya que la madera es capaz de crear un ambiente más cálido y envolvente que otros materiales de construcción.

Casa del Arco: rehabilitación sostenible

Se trata de un edificio histórico situado en Sestao, un municipio de Vizcaya. Con más de 125 años de antigüedad, la Casa del Arco es un ejemplo de rehabilitación sustentable. La estructura de la construcción es de madera y el aislamiento ha sido elaborado con desechos textiles, es decir, con ropa ya en desuso a la que se le ha dado una nueva función. Este proyecto pretende demostrar que es posible renovar construcciones siguiendo las directrices de la Unión Europea, que señalan la necesidad de realizar construcciones que tengan un consumo energético casi inexistente.

La extensión de esta práctica ayudaría a acabar con los casos de pobreza energética, al mismo tiempo que se popularizan modelos de construcción respetuosos con el medio ambiente.

La casa más grande está en Torrelodones

En esta localidad madrileña se encuentra la casa fabricada en madera más grande del Estado español. Cuenta con una superficie que ronda los 650 metros cuadrados. En cuanto al espacio, es importante destacar que las características de la madera permiten trabajar con muros de menor grosor, por lo que el espacio útil de las viviendas es, por norma general, mayor que si se trabaja con otro tipo de materiales como el hormigón.

El gasto energético de esta casa es notablemente inferior al que cabría esperar. Esto se debe a que este tipo de construcciones no necesitan sistemas de climatización que aumenten o rebajen las temperaturas, ya que la madera permite regular con una mayor facilidad los grados del ambiente.

Son muchas las ventajas de las casas de madera

Como demuestran estas construcciones, las facilidades que ofrecen las casas de madera son muchas. Sin embargo, el desconocimiento lleva a muchas personas a dudar sobre las características de la madera.

Es habitual escuchar a gente dudar sobre la solidez y la resistencia de las construcciones de madera. Sin embargo, se trata de un material altamente resistente que cuenta, además, con una gran durabilidad. Para unos buenos resultados, la madera ha de someterse a unos cuidados especializados a lo largo de su vida para que se mantenga en buenas condiciones. A menudo suele ser suficiente con aplicar dichos tratamientos cada tres o cuatro años. A cambio, es posible disfrutar de un mayor ahorro en materia energética.

Otra de las grandes reticencias a la hora de valorar la construcción de una casa de madera es la presencia de plagas. Es importante saber que si la estructura de la vivienda se llegase a ver afectada por plagas de termitas o hongos, el mercado ofrece soluciones para cortar su propagación desde su inicio.  En definitiva, manteniendo unos pocos cuidados es posible disfrutar de una vivienda de madera durante muchos años. No debemos olvidar que en muchas localidades se elaboraban de forma tradicional viviendas de madera gracias a su comprobada resistencia.

Por otro lado, aunque no tan espectaculares como las vistas en este artículo, hoy en día es posible encontrar casas prefabricadas de madera. Esta puede ser una buena solución para aquellas personas que quieran evitar años de construcción, ya que su instalación se reduce a unas cuantas semanas. Así mismo, este tipo de casa modulares permiten la posibilidad de realizar ampliaciones con el paso del tiempo. Esto evita tener que hacer grandes inversiones al inicio de la construcción. En definitiva, las casas de madera son una buena alternativa tanto a nivel ecológico como económico.

Autor:


3 Comments

  • carlos martinez dice:

    Es muy interesante el articulo, pero carece de una referencia a los productos de proteccion o acabado que sugieren o que han utilizado. Con mas el mantenimiento necesario
    Es posible contar con esta info y el costo tanto del tratamiento inicial, como del costo y frecuencia del mantenimiento. ??? Muchas Gracias

    • Ramón Bañón López dice:

      Hola Carlos,
      Te hablo desde un cierto conocimiento de éste tipo de construcción.
      En principio la madera seca y que no esté expuesta a humedad, no necesita ningún tratamiento.
      Si está a la vista, se le tiene que aplicar productos de mantenimiento, al igual que una obra tradicional se tiene que ir pintando de vez en cuando a no ser que esté acabada con piedra o ladrillos vistos.
      Por el exterior se puede acabar con un SATE, Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior, lo que forma un aislamiento térmico y acústico, evitando los puentes térmicos, que se suele acabar con morteros impermeables al agua, pero permeables al vapor, es decir la humedad que se pueda producir en el interior, sale al exterior, siempre y cuando no se haya pintado con pinturas plásticas, son mucho más recomendables y saludables las de cal o silicatos.
      Los acabados interiores se pueden hacer con trasdosados de cartón-yeso, lo que permiten el paso de las instalaciones.
      Otro equipamiento muy interesante pra este tipo de viviendas es la instalación de un recuperador de calor, con lo que si se ha colocado una buena carpintería exterior, hace prácticamente innecesario el uso de aire acondicionado o calefacción.

      • Adrián dice:

        Buenos días Ramón.
        Te escribo desde Lituania, donde tenemos una fábrica de casas de madera finlandesa y de Rusia en tronco, y puertas y ventanas en madera laminada y con doble vidrio.
        Soy el responsable del mercado español, y actualmente estamos lanzando un proyecto para trabajar directamente con clientes particulares.
        Me ha llamado muchísimo la atención tu respuesta, y me gustaría poder hablar contigo, ya que he adquirido durante estos años un gran conocimiento estructural, y actualmente quiero aprender en más detalle sobre los aspectos constructivos específicos para España, y así poder aconsejar mejor a los clientes. Te agradecería muchísimo si me escribieras un correo electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.