viernes , 14 de diciembre de 2018

El estudio ganador del premio Pritzker de este año defiende “llevar la naturaleza más cerca de las personas”.


Rafael Aranda, miembro de RCR Arquitectes, dictó ayer la conferencia inaugural de la I Bienal Internacional de Arquitectura MUGAK en la sede principal de este certamen, el Palacio Miramar de San Sebastián. Aranda subrayó que “es la persona la que configura el espacio, no el espacio el que configura cómo las personas tienen que estar en él”.

“Nos gustan los espacios que son paisajes. La persona y el uso que hace el espacio es la que crea el espacio, no nos interesa un espacio configurado, nos interesa un espacio en el que la persona sea la que activa el espacio”.

El fundador del estudio que ha ganado el premio Pritzker de este año se ha referido al proceso creativo de RCR Arquitectes, y para ello se ha basado en la frase de José Antonio Marina: “La creatividad compartida es la que permite a un grupo de personas no necesariamente extraordinarias obtener resultados extraordinarios”.

Entre los distintos ejemplos que ha mostrado ante un auditorio a rebosar con más de 200 personas, Aranda ha insistido en que en sus proyectos, siempre tienen “el mismo pensamiento: llevar la naturaleza más cerca de las personas”. En este sentido, ha mostrado ejemplos de convivencia de la naturaleza, de la ruptura de las barreras entre el interior y el exterior, y ha apostado por proyectos en los que “cuanto más pase el tiempo, menos arquitectura será, porque la vegetación irá creciendo y será cada vez más natural”.

“La arquitectura es un todo, la forma, la estructura, el entorno, todo sea un todo”.

Aranda ha puesto en valor “la base de lo que hemos aprendido en nuestro entorno para saber leer otros entornos”, en referencia a su presencia en Olot, donde, según ha explicado, “hemos aprendido de la pobreza, de lo esencial. Unos muros y unas tablas. Hemos aprendido la lógica constructiva. Con mínimos materiales se puede conseguir mucho”.

Por esa misma razón, ha explicado que el lugar donde está ubicado su estudio, la antigua fundición Barberí, un lugar “que nos emocionó”, es tan importante en su proceso creativo. Es la necesidad de “estar en un lugar que nos permitiera ir más allá de hacer edificios, sino que nos permitiera hacer pensar y emocionar a las personas”.

Rafael Aranda es uno de los fundadores del taller creativo de arquitectura RCR Arquitectes creado en 1988 en Olot junto con Carme Pigem y Ramon Vilalta. Ganadores del Pritzker de este año, RCR Arquitectes es también el estudio fundador de la RCR Bunka Fundación Privada, que busca estimular socialmente la valoración de la arquitectura y el paisaje e, ímplicitamente, las artes y la cultura en general. Desde edificios públicos y viviendas, hasta un jardín infantil y una bodega, RCR Arquitectes es un estudio inusual, más cercano a aquella época en la que la arquitectura protegía al hombre de la naturaleza al mismo tiempo que mantenía viva esa unión entre ambos.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.