Madera y ciudad sostenible

Una apuesta por los beneficios de la madera y su menor impacto medioambiental.

El 2º Fórum Internacional de Construcción con Madera ofreció un bloque de conferencias dedicado a “Madera y ciudad sostenible”. En el cual se apostó por los beneficios de este material y su menor impacto medioambiental.

Jean-Luc Sandoz, de CBS-Lifteam, ofreció en su ponencia “Timber construction in Europe: a silent revolution” una visión global del estado de los bosques en el mundo. Habló de que en 2020 se aprecia una reducción de la plantación de bosques. Un problema que afecta a Sudamérica y, sobre todo, en la actualidad a África, debido a la deforestación de los bosques tropicales.

También habló de dos problemas más que afectan a los bosques debido al cambio climático, no son otros que los incendios forestales y la las plagas de insectos. “Los bosques son la solución para llegar a la neutralidad de carbono, pero debemos plantar cinco veces más bosques, pero que sean con especien adaptadas al clima y lugar donde se plantan”, afirmó.

Jean-Luc Sandoz aprovechó su intervención para hablar de varios trabajos que realizaron de construcción en madera. Un material que empezaron a utilizar en la edificación hace 25 años en Suiza. Uno de los trabajos que quiso destacar fue un edificio de diez plantas de oficinas en Francia.

Tras ello, le tocó el turno a Alfonso Basterra, Catedrático de la ETSA Valladolid, para hablar del proyecto “EGURALT: Aplicación y difusión de la innovación para la promoción de la construcción en altura con madera en el espacio SUDOE (sudoeste europeo)”.

El objetivo del proyecto es la aplicación y difusión de soluciones innovadoras para la promoción de la construcción de media altura con madera en el espacio Sudoe, contribuyendo al reto global de lucha contra el cambio climático través de la promoción del uso de materiales naturales provenientes de fuentes sostenibles e renovables.

El proyecto se centra en tres ámbitos: la promoción de vivienda pública de madera en altura; el desarrollo de nuevos productos tecnológicos en madera y la transformación del sector maderero necesario para el cambio de paradigma de la construcción en el espacio Sudoe.

El proyecto es liderado por Nasuvinsa (Navarra) y participan: Cesefor (Castilla y León), XERA (Galicia), Ademan (Navarra) y Baskegur (País Vasco) por España; SerQ de Portugal; y Xylofutur y la Ecole nationale supérieure d’architecture et de paysage de Bordeaux de Francia.

El PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DE MADERA MÁS GRANDE DE ALEMANIA

Finalmente, Christoph Deimel, cofundador de Deimel Oelschläger architects, un arquitecto especialista en edificios con madera y eficiencia energética y Passivhaus Planner, expuso en su disertación «Berlin bets on timber: the Weissensee example» (Lo mejor de Berlín en madera. El ejemplo de Weissensee) otro ejemplo de cómo el sector apuesta por la madera a escala internacional.

Con el «Quartier WIR», cinco edificios de madera anidan exactamente donde solían estar los árboles. En el distrito berlinés de Weissensee se está construyendo un barrio socialmente mixto llamado WIR. Los 113 apartamentos, que van desde viviendas cooperativas hasta viviendas asistidas y apartamentos alquilados hasta condominios, fueron diseñados por el arquitecto berlinés Deimel Oelschläger. 

El edificio se realizó principalmente con madera: Con una superficie útil de unos 12.400 metros cuadrados, el barrio de la ciudad es actualmente el proyecto de construcción de madera más grande de Alemania. Una parcela de unos 7.200 metros cuadrados se convierte así en el hogar de personas en etapas completamente diferentes de su vida. El pequeño asentamiento de diseño uniforme consta de edificios de cuatro a cinco pisos, que encierran dos patios. Hay varios espacios públicos con piscina, consulta de fisioterapia, guardería, taller, restaurante de formación y zonas comunes que también están a disposición de la población del barrio.

El diseño de los arquitectos Deimel Oelschläger ya recibió un premio a la «Planificación innovadora prometedora» de la iniciativa Klimam Schutz Partner Berlin en 2019. Revisiones positivas del ciclo de vida gracias a la construcción de madera, excelente valor U, aislamiento hecho de material reciclado, económico funcionamiento gracias a la baja demanda de calor, reducción de las emisiones de CO2: estos son los puntos que convencieron al jurado de expertos de Quartier WIR.

Los cinco edificios están construidos en una construcción híbrida: sótanos y escaleras de hormigón/hormigón armado, mientras que las paredes exteriores se construyeron con paneles de madera y los techos de madera maciza. Junto con el aislamiento de inyección de celulosa y un sistema de ventilación con recuperación de calor se ha conseguido un estándar KfW-40.

Los arquitectos también enfatizaron el impacto económico de construir con madera. La estandarización de los tipos de casas, las rejillas de soporte y los elementos de las fachadas redujo no solo el tiempo de construcción, sino también los costos de construcción.

No menos importante en vista de estas ambiciosas condiciones marco, los arquitectos pudieron planificar edificios que cumplieran con altos estándares de sostenibilidad. Por un lado, colocaron los edificios que cumplían con el estándar KfW-40 en la propiedad de tal manera que se creó un barrio con espacios al aire libre públicos y privados sensiblemente nivelados que encajaban armónicamente en el entorno circundante. Por otro lado, se optó por una estructura portante y paredes exteriores no portantes de madera, que es un material de construcción natural y un sistema de almacenamiento de CO2 con excelentes propiedades físicas y biológicas estructurales.

Como sistema de soporte, eligieron una construcción esquelética de CLT, soportes y vigas de haya, así como techos de binderholz CLT BBS, mientras que las paredes exteriores consisten en elementos de marco de madera prefabricados completos con ventanas y aislamiento de celulosa. Los elementos del marco de madera fueron fabricados por Terhalle Holzbau GmbH y, después del montaje, se cubrieron con placas de yeso en el interior y enyesaron en el exterior. La principal ventaja de la construcción esquelética con paredes ligeras entre los apartamentos y las habitaciones es la flexibilidad extremadamente alta en el diseño de la planta. Tal flexibilidad era esencial para poder organizar tipos de apartamentos con divisiones espaciales a veces completamente diferentes uno encima del otro.

Debido a la construcción en madera maciza, el sistema de fachada como una construcción de paneles de madera con relleno de celulosa y un sistema de ventilación y recuperación de calor, los edificios alcanzan el estándar KfW-40, es decir, consumen un 60% menos de energía que cualquier otro nuevo comparable edificio. Los arquitectos finalizaron que «para nosotros, la construcción sostenible significa el desarrollo de conceptos que sean sostenibles tanto ecológica como socialmente. El método de construcción con madera también tiene muchas ventajas económicamente”.