Mario Carreño: “Los clientes saben que la madera es un material de largo aliento”

El arquitecto chileno desgranó en EGURTEK la situación actual de construcción con madera en su país.

Una de las ponencias ofrecidas en Egurtek 2020, el Foro Internacional de Arquitectura y Construcción en Madera, fue la de Mario Carreño, quien desde Chile habló sobre los entramados y sus singularidades.

Este estudio chileno muestra un gusto especial por el uso de la madera, como se puede comprobar en las casas del Cerro Pochoco, o en el Gimnasio Municipal de Salamanca, obras en las que realizan un exquisito uso extensivo de este material. Estos trabajos fueron utilizados de ejemplo por Carreño durante su intervención.

Respecto a la del Gimnasio, se trata de una obra que busca una luz interior controlada, e indirecta, que permita tanto la práctica deportiva, como la realización de reuniones y eventos públicos. Esta luz se logra con una envolvente superior de madera que se ordena en un juego de espacios intersticiales, resultantes de planos plegados.

En su intervención, Carreño remarcó que se trata de proyectos muy distintos y versátiles, en los que se puede apreciar los diferentes tipos de madera que pueden utilizarse, así como las distintas variantes a la hora de trabajar con ella en los entramados. Recordando que Chile es un país que registra una gran cantidad de terremotos, por lo que las uniones son deslizantes y móviles, para que se vean menos afectadas por los movimientos sísmicos.

Este arquitecto chileno afirmó que en su país, históricamente, la arquitectura en madera siempre se ha asociado a un grado de pobreza. “Es un sentimiento que ha cambiado de aquí a los últimos 30 años”, asegura.

Carreño confirmó que en Chile hay una industria forestal muy fuerte, con mucho bosque de pino. Por lo que es un material que puede ser muy importante para el país y su desarrollo futuro.

Para finalizar, afirmó que a su estudio llegan muchos clientes interesados por hacer construcciones en madera, gracias a las condiciones de vida que ofrecen este tipo de edificaciones, la climatología o la sostenibilidad. “Chile tiene mucha arquitectura en madera y la gente está viendo que las construcciones con este material, muchas de ellas con más de 100 y 200 años, se conservan bien. Por lo que entienden que es un material de largo aliento”, concluyó.

MARIO CARREÑO

Mario Carreño Zunino es arquitecto, socio de Carreño Sartori arquitectos desde 2000. Junto a Piera Sartori han desarrollado obras públicas y privadas.

Su trabajo en arquitectura y espacio público va desde la escala territorial hasta el diseño de objetos, con interés en distintas técnicas constructivas.

Sus obras han sido expuestas en distintos lugares de Chile y el extranjero. Es profesor Asistente en la Pontificia Universidad de Chile.