jueves , 12 de septiembre de 2019

En esta edición se ha contado con 5 ponentes y la duración ha sido de día y medio.


Por cuarto año consecutivo HABIC, el cluster del equipamiento, madera y diseño del País Vasco, ha organizado un curso dirigido a profesionales de la arquitectura y el diseño para debatir y explorar las posibilidades del uso de la madera. En esta edición se ha contado con 5 ponentes y la duración ha sido de día y medio, incluyendo una visita al Hotel Arima de Donostia – San Sebastián, certificado con el sello Passivhaus, que lo ha convertido en el edificio certificado en esta tipología más grande del mundo.

Para iniciar, Marc Rips ha mostrado una serie de detalles constructivos desarrollados en el proyecto Egurtu junto a Habic, un proyecto con el que se crearán herramientas a disposición de los técnicos para ayudarles a tomar decisiones en los proyectos que estén diseñando. Marc ha detallado cuáles son los aspectos más relevantes a tener en cuenta en diseños donde la eficiencia energética es primordial y cómo los grandes aislamientos inciden en el cálculo de las condensaciones y la permeabilidad del edificio.

Tras el descanso, Maria Jesus Elejalde García – Investigadora de la UPV/EHU exponía en el curso “Diseño de espacios con madera” que “Las técnicas y los materiales empleados para que el sonido de una fuente se extienda por igual en todas las direcciones, para crear un campo de sonido difuso ideal en el interior de un espacio, constituyen la base del acondicionamiento acústico”

Maria Jesus Elejalde García, durante su intervención.

La utilización de madera absorbente del sonido en interiores de madera, revestimientos internos, paredes y techos de madera es clave para minimizar la reverberación no deseada, o permanencia del sonido más allá del tiempo requerido para escuchar y entender correctamente un mensaje, y lograr un buen acondicionamiento acústico.

Por su parte Silvia Ceñal Idarreta diseñadora de “Silvia Ceñal Design Studio” decía que “La madera es un material que se ha convertido en el rey de la decoración ya sea en diseño de mobiliario o en interiorismo gracias a que de primeras es orgánico, estético, muy resistente y fácil de combinar. Y lo más importarte, es apto para todos los bolsillos”.

Hasta hace no muy poco pensar en “mueble de diseño” era pensar en un mueble caro. Y más si añadías “de madera maciza”. Pero el diseño en madera está al alcance de todos y no es difícil, si se tienen en cuenta las virtudes y límites de la madera durante el proceso de diseño y fabricación.

Aseguraba que “El diseño es universal, es local, es accesible, todo al mismo tiempo. Y hoy en día hay empresas, más o menos conocidas, que tiene estos valores como identidad propia”. Citaba el caso de LUFE al que denominaba como el “Ikea vasco” que basa su filosofía en vender muebles de diseño funcionales, fabricados por ellos mismos en su planta de Aizarnazabal con madera maciza de pino de los bosques sostenibles de Euskadi, al mínimo precio.

En la jornada del viernes, desarrollada en el Hotel Arima, otro de los aspectos abordados ha sido el comportamiento y reacción al fuego de la madera. María Pilar Giraldo, Investigadora del Instituto Catalán de la Madera (INCAFUST), unidad del Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Cataluña (CTFC), encargada de las actividades relacionadas con el uso, la transformación y la industria de la madera, apuntaba algunas ideas y partía de que un edificio construido con madera ha de cumplir con los mismos requerimientos exigidos a cualquier otro tipo de construcción. Por ello, no tiene por qué representar un peligro mayor frente al fuego.

En referencia a los riesgos de un incendio remarcaba que son las uniones metálicas el punto crítico. Las piezas metálicas se calientan con facilidad, se deforman y rompen. La gran cantidad de uniones metálicas (angulares, pletinas, tornillos) son un punto débil del sistema. Requiere recubrimientos con paneles clase K. Los empalmes y uniones tradicionales (ensambles cajeados y uso de clavijas y tarugos) realizados enteramente con madera son más efectivos en situación de incendio. La mejor manera de proteger la madera es con la propia madera.

Para finalizar el curso, Pablo de la Hoz, arquitecto en Hoz-Fontán y encargado del proyecto de arquitectura y dirección de obra del Hotel Arima, ha narrado el desarrollo del proyecto desde la conceptualización inicial hasta el la ejecución, donde los aspectos relacionados al aislamiento, la hermeticidad y el detalle constructivo basado en madera han sido fundamentales para lograr el certificado passivhaus.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.