Nace MASS-MADERA

Una red que conectará a pioneros de la edificación en madera para impulsar un nuevo modelo de construcción ecológica.

Hoy se ha presentado en el Palacio Zurbano de Madrid el proyecto MASS-MADERA, una red nacional de expertos, empresas y organizaciones pioneras cuya principal misión es acelerar el uso de la madera maciza industrializada como solución a la reducción de emisiones de CO2 asociadas con la construcción. Tras el éxito de experiencias internacionales, la red se propone establecer, coordinar y conectar a agentes clave, líderes y pioneros en el uso de estos sistemas constructivos para acelerar su crecimiento como alternativa ecológica en el contexto de emergencia climática actual e impulsar cambios en las normativas y en el sector de la construcción y la rehabilitación de edificios.

MASS-MADERA, la Red Española de Edificación con Madera Maciza Industrializada, es un proyecto dirigido por el Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC) e impulsado por Laudes Foundation – Built by Nature, con el apoyo de la Dirección General de Agenda Urbana y Arquitectura – MITMA del Gobierno de España, el European Forest Institute y el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (CSCAE)

El principal objetivo de MASS-MADERA es aumentar la superficie construida utilizando estructuras de madera y reducir así las emisiones de CO2 asociadas al sector de la edificación, acelerando la transformación ecológica del medio urbano. Para ello, el proyecto reunirá a pioneros en esta nueva forma de construir en España, comprometidos con la crisis climática: desde promotores, constructores, arquitectos, centros de investigación, industrias forestales, gobiernos, ciudades, empresas y asociaciones.

MASS-MADERA estará dirigido por el IAAC, con el impulso de Laudes Foundation – Built by Nature y el apoyo de la Dirección General de Agenda Urbana y Arquitectura – MITMA del Gobierno de España, el European Forest Institute y el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (CSCAE). También conforman la red desde sus inicios la ciudad de Lugo, el Área Metropolitana de Barcelona, Suma Arquitectura, Terra Green Living, Woodea, PEFC, FINSA, EGOIN, Khora Urban Thinkers, Toca Madera, Velima Systems, BAUMAD, UFIL, Zubi Cities, Sorigué, AITIM, sAtt, Miguel Nevado y ONESTA, entre otros.

Impulso Verde, de Manuel Guaita, Antonio J. Lara Bocanegra y Susana Penedo Souto, es el primer edificio público de Galicia construido íntegramente en madera gallega y representa un ejemplo de construcción en alta tecnología de madera estructural en altura.

La necesidad de un nuevo modelo urbano con más(s) madera

Actualmente, un 38% de las emisiones globales son causadas por el medio urbano, y el 10% del total está directamente relacionado con el uso de materiales. Cada vez más, existe una creciente necesidad de transformar este modelo de edificación para ayudar a frenar las consecuencias climáticas de estas emisiones. 

En este sentido, desde hace 25 años, la producción de madera maciza industrializada ha ido creciendo exponencialmente, convirtiéndose en el principal foco de la transformación del modelo de edificación actual. Solo en Europa, el CLT (la madera contralaminada estructural) es uno de los principales competidores de otros materiales más contaminantes como el acero, el hormigón o el ladrillo, especialmente en el mercado residencial. En Francia, por ejemplo, el Ministerio de Transición Ecológica anunció que para 2023 la materialidad de cualquier edificio público financiado por el estado francés debe ser, al menos, en un 50% de madera o cualquier otro material orgánico de origen renovable.

La red MASS-MADERA nace con la intención de crear un espacio común que facilite e impulse la construcción de edificaciones ecológicas, rumbo a la descarbonización de la arquitectura

Pero, ¿por qué la madera? Su utilización en la edificación es una de las soluciones de mayor impacto para descarbonizar el proceso de construcción. Por un lado, la madera permite sustituir materiales provenientes de recursos fósiles como el hormigón o el acero, situar el CO2 absorbido en forma de edificios y permitir secuestrar más CO2 a nuevas generaciones de árboles en el bosque. Además, la madera puede almacenar carbono de forma segura durante mucho tiempo.

Si el siglo XIX fue el siglo del acero y el siglo XX el del hormigón, el siglo XXI será el de la madera no solo por sus cualidades constructivas, sino por ser el único material con externalidades potencialmente positivas. La madera maciza industrializada tiene el potencial de crear un modelo ejemplar de economía circular: se trata de un material de origen renovable, su uso promueve la gestión forestal sostenible, tiene capacidades para almacenar CO2, es ligera, fácil de transportar, aislante y un material estructural que permite técnicas de construcción rápida, con un mayor control de la obra, menores riesgos y menor contaminación.

El bloque 6×6, de Bosch.Capdeferro Arquitectura, es un proyecto de 35 viviendas en Gerona que utiliza paneles de madera contralaminada para la reducción de la huella de carbono.

Más bosques y construcción sostenible ante la emergencia climática

Las ciudades juegan un papel fundamental como lugar para absorber emisiones de CO2 y lograr mantenernos por debajo de los 1.5/2 grados de calentamiento global. La mayor parte de las emisiones de los edificios ocurren durante el proceso de construcción, incluyendo el origen de los materiales, más que en las emisiones derivadas de su operación.

MASS-MADERA reúne a promotores, constructores, arquitectos, centros de investigación, industrias forestales, gobiernos, ciudades y asociaciones, que son pioneros en la lucha contra la crisis climática desde la edificación

En este contexto, un bosque productivo gestionado de manera sostenible es la mejor solución natural de absorción de emisiones. Actualmente, muchos productos derivados de la madera almacenan CO2 por poco tiempo (el papel, la leña, etc.), por lo que el carbono capturado por los árboles vuelve a la atmosfera en un periodo de tiempo muy corto. Además, muchos bosques productivos no están gestionados de manera óptima para el secuestro de carbono (demasiada tala, rotaciones de cosecha cortas, etc.). Sin embargo, con la promoción de la madera como nuevo modelo constructivo, a mayor demanda de madera certificada, mayor será el número de bosques productivos.

La transformación hacia el uso de madera en el medio urbano requiere de estímulos para romper las barreras que limitan su aceleración: desde las inseguridades del propio sector, la falta de empresas y expertos especializados en madera maciza industrializada, la falta de incentivos y regulaciones específicas que faciliten el uso de este material o el desconocimiento de los promotores de los beneficios de la madera para el usuario y para sus desarrollos urbanos y residenciales.

El lanzamiento oficial de MASS-MADERA tendrá lugar el 4 de octubre con una instalación en madera en el Pabellón de Barcelona, hito del movimiento moderno diseñado por Mies van der Rohe y Lilly Reich

Con la intención de superar estos retos y barreras nacen redes como MASS-MADERA, con el fin de comunicar, coordinar y conectar a agentes en el uso de estos sistemas constructivos, acelerando su crecimiento.

En particular, España posee un alto potencial forestal para aumentar la cantidad de bosques productivos gestionados de manera sostenible. La construcción en madera maciza industrializada en España representa, hoy, un porcentaje muy pequeño. Sin embargo, España tiene un alto potencial forestal con un 37% de su superficie cubierta por bosques (187,220km2). De estas, unas 1.967.418 hectáreas corresponden a bosque certificado de acuerdo a la Asociación Española para la Certificación Forestal (PEFC). Asimismo, el sector forestal emplea hoy a unas 20.000 personas y es uno de los sectores claves para el cambio climático y la lucha contra la despoblación del medio rural. 

La Biblioteca Gabriel García Márquez, de Suma Arquitectura, se encuentra en Barcelona y es uno de los primeros edificios en altura en madera de España.

MASS-MADERA: conectar, coordinar y catalizar

El proyecto arranca este 2022 con tres ‘Cs’ como eje central de la red: conectar a los agentes pioneros del sector y otras partes interesadas para que sean más que la suma de sus partes; ayudar a la coordinación de todos los agentes, fomentando el intercambio de conocimiento, la divulgación y la puesta en valor de la agenda común; y catalizar esta suma de agentes pioneros en iniciativas y proyectos que, de no existir la red, hubieran tardado más en surgir.

La madera, eje del nuevo modelo constructivo del siglo XXI, es capaz de sustituir materiales que producen gran cantidad de emisiones de CO2 como el hormigón o el acero, mediante la gestión sostenible de bosques productivos, y tiene el potencial de crear un modelo ejemplar de bioeconomía circular

La red tiene como objetivo la creación de 15 iniciativas catalizadoras que impulsen la edificación en madera maciza industrializada. Además, plantea la creación de una plataforma digital para los diversos proyectos y agentes de la red. El lanzamiento se enmarca en los eventos de Barcelona como Capital Europea del Bosque 2022 y de la conferencia anual del European Forest Institute (EFI). En el marco de este evento se celebrarán actividades bajo el tema central de debate del impacto de la bioeconomía circular en entornos urbanos.

El Pabellón Endesa en Barcelona, diseñado por el IAAC, cuenta con una estructura realizada con módulos de madera laminada para optimizar la iluminación y la ventilación.