Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

Premio MAPEI para el polideportivo y ordenación interior de manzana del Turó de la Peira

El edificio se concibe como una actuación integral que reestructura el entorno urbano a través de la vegetación.

Dos premios obtenidos y una mención al correcto uso de la madera certificada en el proyecto de este polideportivo, durante el transcurso del WAF, son una clara muestra de la de la labor de síntesis conseguida por Anna Noguera y Javier Fernández con su obra.

Concretamente el jurado del premio en la categoría de Completed Buildings – Sport, concedido en el concurso internacional de arquitectura WAF, destacó que es «Un proyecto socialmente transformador, recalificando un entorno urbano denso y dándole un corazón. ¡Un uso sobresaliente de recursos con un espíritu sostenible y un lugar mágico para estar!»

Mientras que el jurado del Premio MAPEI destacó del proyecto del polideportivo que le otorgaba el primer premio por transmitir los valores de la mejor arquitectura sostenible. “El edificio respira y mejora el barrio desde este punto de vista. Es faro para el barrio y mejora urbanísticamente el lugar a través de la estrategia de la sustracción, generando el vacío y adaptándose al entorno de la mejor manera posible. Simplifica la complejidad de la sostenibilidad mediante un proyecto en que cada elemento contribuye a resolver todas y cada una de las dificultades con estrategias básicas como la iluminación natural, que genera espacios de gran calidad”.

De la resolución de esta instalación deportiva construida con fondos públicos en un distrito ubicado en la periferia de Barcelona, destacan tres aspectos que lo convierten en un proyecto especialmente sostenible.

  • Sostenibilidad social: Regeneración urbana de un entorno desestructurado para convertirlo en un espacio verde preámbulo del edificio y lugar de relación de los vecinos. Mediante una arquitectura confortable, cálida y amable, a diferencia de la frialdad de otros equipamientos similares.
  • Sostenibilidad energética: El equipamiento podría considerarse NZEB, gracias a haber sido diseñado con criterios de arquitectura pasiva; utilización de sistemas eficientes (complejo software que gestiona todo el edificio, aerotermia….); producción de energías renovables, fotovoltaica en el propio edificio.
  • Sostenibilidad constructiva: Utilización de la madera como elemento principal de toda la construcción, cuya huella ecológica es 0.

Según declaraciones de Anna Noguera «Nosotros entendemos la sostenibilidad como parte intrínseca de nuestro proyecto y este doble reconocimiento confirma la necesidad de seguir proyectando y evolucionando en esta línea».

ARTICULOS RELACIONADOS:

MAPEI premia a los mejores proyectos de arquitectura sostenible