jueves , 05 de diciembre de 2019

Con la madera como protagonista, más otros materiales naturales y ecológicos, respetuosos con la salud.


La vivienda biopasiva de Bellaterra (Barcelona), realizada por HOUSE HABITAT, es un proyecto muy especial. Un edificio diferente porque además del uso residencial, tiene destinada una parte a una actividad empresarial: un centro de entrenamiento personal. “Y es que nuestro modelo de construcción, con la madera como protagonista y la utilización de materiales naturales y ecológicos, respetuosos con la salud, se adapta muy bien a este tipo de espacios dedicados al bienestar”, afirman en la prestigiosa empresa catalana.

La vivienda se integra a la perfección en el entorno de bosque en el que se encuentra, en la población de Bellaterra, muy cerca de la ciudad de San Cugat (Barcelona). Consta de dos plantas para un total de 392 metros cuadrados. Una de ellas es un sótano con paredes construidas en hormigón, mientras que el forjado intermedio y la cubierta tienen estructura de madera de CLT Mix (con aislamiento de fibra de madera), y las paredes exteriores son en entramado.

La superficie se distribuye en cuatro dormitorios (uno en suite con vestidor), tres baños, aseo, salón-comedor con cocina integrada, sala de aguas, garaje para dos coches, sala de instalaciones y el mencionado espacio wellness.

En el exterior destaca la fachada de madera tratada en autoclave gris. También sobresalen las amplias ventanas, de alta eficiencia energética, fabricadas en aluminio con doble vidrio bajo emisivo y control solar, que permiten disfrutar de la luz natural y de las vistas.

“En el interior hemos creado un espacio que favorece el bienestar, donde a la calidez ambiental de la madera y sus cualidades relacionadas con la salud, se une la utilización de materiales naturales, como los aislamientos, las pinturas y barnices. Incluso los muebles y armarios están libres de formaldehído, uno de los Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs) más nocivos”, explican.

La ausencia de niveles elevados de CO2 u otras sustancias perjudiciales para el organismo a través de la respiración (polen, ácaros o bacterias) se asegura mediante un sistema de ventilación mecánica de la marca SIBER, que garantiza la calidad del aire en todo momento. En definitiva, la de Bellaterra es una casa saludable, fuente de salud y vitalidad.

Miquel Manrubia, propietario, nos comenta que la idea de hacerse una vivienda “pasiva, sostenible y saludable” es un paso más en línea con la filosofía ecológica de su pareja y él mismo. Este tipo de construcción les permite además ofrecer un concepto único a los clientes del centro de entrenamiento personal: exclusividad (por ejemplo, las instalaciones son de uso individual) unida a un espacio saludable que favorece el bienestar. “Cuando entras, huele solo a madera”, señala. Material elegido, además de por sus ventajas relacionadas con la sostenibilidad y la eficiencia energética, por su óptima integración en el entorno arbolado. “Hemos creado una propuesta diferente desde cero”, concluye.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.