Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

GUILLEN, protagonista en la carpintería de la nueva sede del COAM

GUILLEN ha fabricado e instalado los elementos de carpintería (paneles, correderas, cerramientos y parasoles, entre otros) en el edificio del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid; antiguas Escuelas Pías de San Antón, en el madrileño barrio de Chueca.

GUILLEN Carpintería de Madera fue la firma escogida por el arquitecto Gonzalo Moure, debido sobre todo a su experiencia de más de 50 años en el sector, su perfil mixto de carpintería industrial y tradicional y, además, por aportar un equipo propio de montadores.

 

 

 

La prestigiosa empresa de Villacañas (Toledo), miembro de la Asociación Nacional de Fabricantes de Carpintería Industrializada de Madera (ASCIMA), ha intervenido en los tres edificios que comprende el proyecto de la nueva sede del COAM: el propio Colegio más el Centro de Documentación del Museo Nacional de Arquitectura, una escuela de música y un centro de día con piscina pública.

 

El cerezo europeo en macizo (tabla, tablón e incluso rollizo), madera de color rosáceo y veteado lustroso, es casi la única especie empleada en esta magna obra, junto al pino silvestre de algunos revestimientos de paredes, en escaleras y en las puertas RF.

 

Soluciones adoptadas

 

Las fachadas de las antiguas Escuelas se han mantenido, junto con sus huecos, que se han reforzado mediante marcos metálicos, donde se han colocado ventanas oscilo batientes de madera.

 

 

 

 

Se han utilizado profusamente cerramientos de reja de madera; celosías formadas por palos redondos de pino Valsaín teñido, dentro de un marco o bastidor de la misma madera, con o sin vidriado, fijas, batientes o correderas. Estos elementos permiten compartimentar espacios con cierta flexibilidad y permeabilidad, tanto de luz como de vistas.

 

 

 

Las barandillas metálicas, con sus pasamanos rectos de madera de cerezo, forman un enjambre zigzagueante que se prolonga por todos los edificios proporcionando continuidad espacial y constructiva.

 

 

 

Las correderas opacas se realizan sobre bastidor entramado de pino, con paramentos de DM recubierto por chapa de pino o cerezo. Las chapas se combinan en forma de libro y, debido a la altura de los paneles, se empalman también a tope.

 

 

 

 

 

 

Los empanelados de entablado o frisos se realizan con madera de pino de Valsaín de 100 mm., con grueso de 12 ó 19 mm. y machihembrada.

 

 

 

 

 

Las cabinas y compartimentaciones de los baños se han resuelto con tablero contrachapado fenólico de abedul y caras de alta presión.

 

 

 

Las puertas vidriadas son muy esbeltas, y tienen toda la altura entre forjados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los parasoles se forman con cerco-bastidor de cerezo macizo, alma de poliuretano expandido y paramentos de DM rechazado con cerezo, a juego con el bastidor.

 

 

Fuentes: GUILLEN Carpintería de Madera y AITIM.