Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected].com
Advertisement

Las tarimas tecnológicas, un producto en pleno crecimiento

El WPC (Wood Plastic Composite) representa un mercado en crecimiento. La madera progresa en este segmento, gracias a una técnica más evolucionada, propulsada por una conciencia medioambiental en el consumidor.

Las tarimas tecnológicas han evolucionado mucho en los últimos años; técnica y medioambientalmente hablando.

 

Las tarimas en WPC suelen ser una alternativa cómoda para el consumidor final, en un mercado donde las diferencias de precio pueden ser muy importantes, en función de la calidad de los materiales y del sistema de fabricación de los productos.

 

 

 

En 2005, casi 30 fabricantes se lanzaron a esta aventura: la mayoría eran pequeñas empresas pioneras. La práctica totalidad de la producción se realizaba por extrusión, usando resinas vírgenes no recicladas, principalmente PP (polipropileno) y bastante madera, con pocos estándares técnicos. No existían mercados importantes en Europa, como ya ocurría en Estados Unidos. El mercado total de las tarimas tecnológicas en Europa era sólo de 450 millones de euros. El material se usaba para varias aplicaciones; sobre todo en el sector del automóvil.

 

 

 

Hoy en día, existen más de 100 fabricantes ligados al WPC; incluidas empresas líderes y referentes en el mercado.

Los mercados crecen, y aunque Europa empezó tarde en este campo, ya existen casos significativos como Francia o Alemania, con crecimiento anuales superiores al 30%. En mercados más maduros como Estados Unidos, el crecimiento actual se sitúa en torno al 25%, y en Japón es superior 60%.

Y el uso se orienta más hacia productos de exterior, como son las tarimas tecnológicas.

Los procesos de fabricación también han evolucionado, con la incorporación de varios polímeros más económicos como el PVC (policloruro de vinilo) y el PE (poliestireno), aunque el PP sigue predominando (es más resistente) y la madera progresa en este segmento, gracias a una técnica más evolucionada, propulsada por una conciencia medioambiental en el consumidor.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué es el WPC (Wood Plastic Composite)?

 

Los polímeros (plásticos reciclados o vírgenes) destacan por sus propiedades impermeables:

 

* Polipropileno – PP: Es un polímero técnico de muy alta calidad

 

* Polietileno – PE: Más barato, más flexible y fácilmente accesible por medio del reciclaje (por ejemplo, las botellas de leche).

 

* Policloruro de vinilo – PVC: Quebradizo, con un fuerte coeficiente de expansión y no medioambiental, debido a los productos tóxicos que lo componen.

 

 

Sumados a las fibras naturales, se gana en rigidez y textura natural (50 a 70% del material):

 

* Harina de madera: Producida a partir de copos de madera y serrín: Buena resistencia, pero la presencia de lignina no permite una buena estabilidad de los colores.

 

* Fibra de Celulosa: A partir de papel reciclado: presenta las ventajas de la harina de madera, pero sin lignina.

 

 

Y por último, los aditivos para la apariencia, la durabilidad y el rendimiento:

 

* Pigmentos de colores: Calidad & precio varían mucho.

 

* Estabilizadores de rayos UVA: Caros, pero protegen los polímeros.

 

* Otros aditivos que mejoran la durabilidad y el rendimiento.

 

 

Los polímeros

 

Polipropileno – PP:

 

Sigue siendo la resina más utilizada en el WPC (también en la tarima).

Tiene mejores propiedades mecánicas que el PE, aunque necesita más estabilización contra las intemperies.

El PP sigue siendo el polímero privilegiado para extruir en el sector del automóvil y para construcciones interiores.

El WPC que usa PP es más rígido que su equivalente HDPE, con una mejor resistencia y tasa de absorción de humedad.

 

 

Polietileno – HDPE:

 

Algo más barato y accesible en el mercado que el PP.

El PE reciclado es más fácilmente disponible que el PP reciclado.

El PE es frecuentemente usado para tarimas de exterior y vallas (en este caso predomina el LDPE), pero es muy flexible (en estas aplicaciones no es una ventaja).

 

 

Policloruro de vinilo – PVC:

 

El PVC tiene buenas propiedades mecánicas, resistencia al fuego (aunque en caso de combustión genera humos ácidos) y durabilidad. Pero debido a su fuerte coeficiente térmico, en las aplicaciones exteriores se puede volver quebradizo.

Se usa frecuentemente para aplicaciones en la construcción tanto interior como exterior.

 

 

Las fibras

 

A continuación se exponen los diferentes tipos de fibras y su reparto de uso en el WPC, esto es, el porcentaje de los fabricantes que incorporan dichas fibras a su producto final:

 

 

• 10% Serrín, restos de cortes de madera aserrada…

 

 

 

 

• 35% Harina de madera

 

 

 

 

• 20% Fibra de madera

 

 

 

 

• 30% Granulado de Madera

 

 

 

 

• 5% Fibra de Celulosa (sin lignina)

 

 

 

 

¿Qué es la lignina?

La lignina es uno de los principales componentes de la madera con la celulosa, la hemicelulosa y materias extraíbles. Permite el enlace molecular y otorga impermeabilidad. Según contenga o no lignina, los colores de una tarima tecnológica se verán más o menos afectados.

 

 

Los procesos de fabricación de las tarimas WPC

 

Las tarimas tecnológicas se fabrican por un proceso de extrusión.

 

• La extrusión se realiza frecuentemente en caliente para que se pueda formar el perfil en el molde.

 

• La mezcla de materia se calienta a muy alta temperatura.

 

• El aglomerado se empuja a través de la extrusora con una presión elevada para formar el perfil.

 

• El producto WPC se enfría progresivamente en barios baños de agua fría o con presión.

 

• Los cortes de las tarimas se realizan en las propias líneas.

 

• El proceso en línea da el sentido de dilatación al producto (a lo largo), que variará en la vida del producto en función de la cantidad de materia.

 

Obviamente los procesos de fabricación varían en función del tipo de lama y del fabricante.

 

 

Los tipos de lamas WPC

 

Existen más de 100 fabricantes en el mercado del WPC que se segmenta generalmente según varios criterios.

 

Atendiendo al aspecto de la tarima:

 

* El 95% de los fabricantes fabrican lamas que intentan imitar a la madera aportando ventajas técnicas con lamas huecas o macizas. El proceso más común para imitar la madera consiste en cepillar la superficie de la tarima, o bien mediante un proceso de coextruido. Se fabrican con una parte importante de fibra de madera en su composición. Casi siempre con colores o tonalidades oscuras, imitando distintas especies de maderas.

 

 

 

 

 

 

 

 

* El 5% de los fabricantes se intenta desmarcar en el mercado creando diseños y alternativas diferentes. El proceso consiste simplemente en fabricar por extrusión o co extrusión la lama sin lijarla. Se fabrican con fibra de madera o fibra de celulosa. Las tonalidades de colores son amplias y pueden variar de tonos oscuros a claros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Según el tipo de perfiles:

 

1ª Generación WPC: Las lamas macizas, con una cuota de mercado importante.
Según el polímero utilizado, las flexiones pueden variar de 420 a 480 kg/m2 (carga repartida). Suelen tener dilataciones más importantes y son generalmente más resistentes que las huecas (según el polímero utilizado).

 

 

 

2ª Generación WPC: Las lamas huecas, con un proceso de fabricación más técnico.
Según el polímero utilizado, las flexiones pueden variar de 380 a 470 kg/m2 (carga repartida). Son generalmente más ligeras que las lamas macizas, y tienen una dilatación controlada, al tener menos material.

 

 

 

3ª Generación WPC: El proceso de co-extrusión, para una mejora técnica del producto.
Permite un mejor control de las tonalidades de colores en el proceso de fabricación, lo que permite un mantenimiento más fácil. Colores más duraderos en el tiempo.

 

 

 

Ventajas de las tarimas de WPC

 

En el momento de elegir entre una tarima de madera y una de WPC, es necesario conocer cuáles son las ventajas del WPC:

 

 

• Un mantenimiento más sencillo, porque no se suele necesitar saturadores, ni barnizado, ni tintado; sólo con una limpieza periódica con agua.

 

 

 

 

• Una mejor resistencia, debido al uso de materias poliméricas que permiten alcanzar flexiones muy superiores.

 

 

 

 

 

• Una menor absorción de humedad, que le aporta una mejor superficie de fricción, lo cual implica que las tarimas de WPC suelen tener una mejor resistencia a las intemperies y los rayos UVA, con una superficie más anti-deslizante.

 

 

 

 

• Productos sin astillas que permiten caminar descalzo, sin riesgos.

 

 

 

 

 

• Procesos de instalación muy sencillos.

 

 

 

 

 

 

David Anigas

Key Account Manager, South France & Iberia

UPM Profi