Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

LLODIANA, referente español en la fabricación e instalación de ventanas para casas pasivas

La firma alavesa ha patrocinado la 4ª Conferencia Española Passivhaus, que tuvo lugar los pasados 8 y 9 de noviembre en Vitoria.

CARPINTERÍA LLODIANA es miembro fundador de la Asociación Española de Fabricantes de Madera y Mixtas Madera-Aluminio (ASOMA). «Somos un fabricante nacional que dispone de la tecnología para fabricar ventanas adecuadas para la edificación pasiva -señala Oskar Huidobro, gerente de la compañía-. Apostamos por la plataforma PASSIVHAUS; una organización muy bien estructurada, esencialmente profesional y referencia actual en este segmento».

 

Experiencia

 

Recientemente, CARPINTERÍA LLODIANA fabricó e instaló 56 ventanas para tres viviendas unifamiliares que la empresa Construcciones Urrutia edificó en la localidad alavesa de Junguitu (Álava), bajo el estándar Passivhaus.

 

Certificada y preparada para alcanzar los mejores valores en el estándar alemán, LLODIANA alcanzó con sus cerramientos un valor U de 0,8 W/m2K de transmitancia térmica, contando con una magnífica composición de vidrio y los mejores herrajes del mercado. También se ocupó de la instalación en obra de estas ventanas. Lo cual fue peculiar ya que, basadas en unos sellados muy controlados y en la incorporación de membranas transpirables del interior al exterior y estancas del exterior al interior, no permite en absoluto infiltraciones de aire.

 

«Para cumplir el estándar Passivhaus, el cincuenta por ciento del éxito está en el cerramiento, y la otra mitad en la instalación -señala Oskar Huidobro -. De hecho, disponemos de personal especializado para acometer este tipo de obras».

 

Antes de la entrega de la vivienda al cliente, se realizó en la misma el test Blower Door, destinado a detectar infiltraciones de aire. La superación de esta prueba certificó holgadamente que las viviendas de Junguitu cumplen los requisitos de estanqueidad que marca el estándar Passivhaus.

 

Asimismo, VENTACLIM fue el cerramiento seleccionado para la envolvente de un aula-taller sostenible en el centro formativo Otxakoaga, en Bilbao; obra ejecutada en colaboración con la empresa NGL Proyectos y Construcciones S.L.

 

Tras una dura pugna con prestigiosas empresas de cerramientos de Centroeuropa, el sistema VENTACLIM de LLODIANA fue el producto seleccionado para esta aula-taller, ya que «NGL confió en nuestro producto y experiencia», afirma Oskar Huidobro. El nivel de exigencia de esta obra estaba muy por encima de los estándares que marca el CTE, ya que se exigía un valor de transmitancia térmica Uw de 0.9 W/m2K para el total de la ventana. El sistema VENTACLIM de madera-aluminio súper- confort de LLODIANA garantiza desde Uw 0.7 W/m2K.

 

Se trataba de una obra pequeña, en torno a 30 huecos, que se ejecutó el pasado verano, con un presupuesto de 38.000 euros aproximadamente. «Para nosotros hacer las ventanas de este edificio es emblemático, porque nada similar a esto se ha construido todavía en España -explica Oskar Huidobro-. El nivel de exigencia era muy alto, y podíamos demostrar las prestaciones de nuestro producto, superando incluso los niveles de aislamiento que prescribía la memoria.»

 

Plataforma Edificación Passivhaus

 

La Plataforma Edificación Passivhaus (PEP) es una asociación sin ánimo de lucro que se propone adaptar y desarrollar el estándar Passivhaus en España, que sirve como punto de información sobre las experiencias que ya hayan sido realizadas y de mostrarlas, de asesoramiento al técnico y al usuario, así como de punto de recogida de experiencias de los usuarios finales.

 

En el calentamiento solar directo a través de las ventanas, lo más difícil es el dimensionamiento adecuado de las mismas, para equilibrar la ganancia solar con las pérdidas térmicas. En climas como los predominantes en el sur de Europa, el diseño bioclimático debe preocuparse también del excesivo calentamiento en verano. Convendrá de esta forma tratar las ventanas de forma global, y hacer dependiente su diseño de las condiciones meteorológicas locales. Acertar supone un gran ahorro energético, además de un aumento del confort y de la calidad de vida.

 

«Queremos iniciar una verdadera ecoconstrucción en este país; algo que terminará siendo obligatorio en el futuro, al menos en los proyectos oficiales, según marcan las directivas europeas para el horizonte de 2015-2020, por lo cual aguardamos un interés creciente por parte de los arquitectos y prescriptores», afirma el gerente de CARPINTERÍA LLODIANA.