Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

“Vender una ventana encintada es sinónimo de calidad”

SIGA celebra con ASOMA dos cursos sobre sistemas de unión de marcos de ventanas con paredes de construcción maciza.

La compañía suiza SIGA, representada en España por la empresa ONHAUS, ha colaborado con ASOMA en la elaboración de un curso en Madrid, sobre la instalación de ventanas mediante su sistema “Fentrim” de cintas de estanqueidad, precedido de un viaje a la sede de SIGA en el país helvético.

Teoría y práctica

ASOMA_Siga_Onhaus_2Este Curso de Instalación Eficiente de Ventanas de Madera, organizado por la Asociación Española de Fabricantes de Ventanas de Madera (ASOMA), en colaboración con su socio ONHAUS, ha abordado en una introducción teórica los avances en estanqueidad de la ventana y hueco, el aislamiento térmico de ambos, el sellado y otras medidas de seguridad. Se pusieron en liza los conceptos referentes a la barrera de vapor y estanqueidad al aire, principal por qué de las cintas FENTRIM, así como su relación directa con la eficiencia energética del hueco.

A continuación, los asistentes pusieron en práctica los conceptos aprendidos, procediendo a colocar en los perfiles las cintas de SIGA para interior y exterior, frente a puentes térmicos e infiltraciones.

Anselm Hoffmann, técnico de SIGA, explicó a los fabricantes españoles de ventanas de madera cómo se colocan las cintas y por qué se ha de hacer esto para obtener unas ventanas herméticas.

“¿Dónde tenemos que actuar?”, remarcó el técnico berlinés, quien mostró a su auditorio un métodos de insuflar humo de fuera hacia adentro que desvela las aberturas que conceden las ventanas, incluso en sus puntos fijos. Hoffmann también exhibió los sistemas de control de estas incidencias, genéricos y propios.

Entre el 30 y el 40 por ciento del calor o el frío recogidos en un habitáculo se marcha por los cerramientos

La casa hermética

Entre el 30 y el 40 por ciento del calor o el frío recogidos en un habitáculo se marcha por los cerramientos. Y las exigencias del Código Técnico de la Edificación y de los clientes para erradicar estas pérdidas de energía han aumentado.

ASOMA_Siga_Onhaus_1SIGA ha desarrollado un sistema de hermeticidad al aire, al viento y a las lluvias torrenciales, sin material tóxico, que permite reducir el consumo de energía permanentemente, sin corrientes de aire y sin daños en la obra por moho. Ligado al Manual RAL (código alemán sobre colocación correcta de las ventanas).

“Con SIGA los profesionales ahorran tiempo y disfrutan de la máxima seguridad, gracias a la gran fuerza de adhesión a altas y bajas temperaturas -comenta Koldo Monreal, gerente de ONHAUS-. Asimismo, protegen a sus clientes de forma duradera contra daños estructurales en el edificio. Sin sustancias tóxicas en el hogar, los productos adhesivos SIGA son compatibles con las barreras de vapor y membranas de cubierta más habituales del mercado”.

Koldo Monreal insistió acerca de la importancia de aplicar correctamente los productos. Son cintas de alto rendimiento de pegado y resistentes al envejecimiento. Su colocación es sencilla y rápida, ya que las cintas se sirven dobladas y preparadas.

“Vender una madera encintada es sinónimo de calidad –concluyó-. Un valor añadido que, sumado a una buena ventana, es una solución magnífica para el confort y el ahorro de energía tanto en obra nueva como en rehabilitación. Aunque –advierte-, no se puede usar cintas que no sean las adecuadas, ya que las interiores están identificadas como tal. Así como las exteriores. El efecto sería completamente contrario”.