ASOMA defiende su distintivo de calidad

Avala que las ventanas fabricadas por sus Asociados cumplen los más altos requisitos en la construcción.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Ventanas de Madera y Madera-Aluminio, ASOMA, lanza su sello distintivo, “garantía definitiva para conocer una ventana de madera de calidad”, expresan desde la Asociación.

Los socios fabricantes y adheridos avalan los objetivos de ASOMA, asociación que defiende, promueve y potencia la fabricación de ventanas de madera, representando al sector frente a las administraciones públicas, garantizando la calidad y sostenibilidad de estos cerramientos fabricados con el único material capaz de adaptarse a cualquier proyecto, superando los requisitos de aislamiento y calidad y cumpliendo sobradamente con el Código Técnico de Edificación.

De esta forma nace el sello que identifica la calidad de las ventanas de madera fabricadas por los miembros de ASOMA. El cual pretende reconocer que las ventanas de madera de sus fabricantes cumplen los más altos requisitos en la construcción y garantiza su durabilidad en el tiempo, con unas ventanas que aportan beneficios ambientales, económicos y sociales.

El fin es asegurar al consumidor final que las ventanas de madera están fabricadas conforme a unos requisitos legales vigentes (marcado CE) y disponen de un control exhaustivo de producción en fábrica para garantizar la calidad y homogeneidad de sus productos.