Cepillos para madera 

Una herramienta indispensable.

Para trabajar la madera es importante utilizar las mejores herramientas. Tan solo así conseguiremos unos resultados bien perfilados, adaptados a las necesidades del proyecto.

En este sentido, los cepillos para madera se consideran un tipo de herramienta indispensable.

Si todavía no los conoces, ni sabes exactamente qué uso se les da, este artículo es para ti.

TODO LO QUE TIENES QUE SABER SOBRE LOS CEPILLOS DE MADERA

¿Qué es un cepillo para madera?

Los cepillos para madera es un tipo de herramienta que se presenta con unas características óptimas para el trabajo de dicho material.

Pueden emplearse para acabar con el polvo que se puede acumular, o para extender la pintura.

Dependiendo del trabajo que se puede llevar a cabo con la madera, a veces se trata con un material muy delicado. Es posible encontrar cepillos muy precisos para conseguir resultados más detallados.

¿Qué uso se les da en la industria maderera?

Lo primero que debemos tener claro es que existen muchos tipos de cepillos de madera en base al uso que se les va a dar. Por ejemplo, en el caso de que se quiera lograr un efecto de envejecido en la madera, se puede usar un cepillo determinado para la misma.

Si se quiere un trato más delicado, la clara apuesta serán los cepillos técnicos. Estos cuentan con unos filamentos especiales que no causarán ningún tipo de abrasión, tan solo extenderán las pinturas y quitarán el polvo.

Por ejemplo, podríamos estar hablando de algunos materiales como tampico o crin de caballo, con la particularidad de que se cargan electrostáticamente cuando se están utilizando.

Un dato muy interesante a considerar sobre los cepillos para madera es que podría darse el caso de que el fabricante no encontrase el tipo más adecuado para un determinado trabajo. En este supuesto, se pueden diseñar a medida, adaptándose a cada trabajo de manera muy específica.

Otros usos

  • Trabajos en serie: los cepillos de madera pueden colocarse en serie, de forma que ahorrarán mucho trabajo en la industria maderera. Un buen ejemplo de un sistema podría ser el de colocar en primer lugar los cepillos más agresivos para tratar la superficie de la pieza y después otros más suaves para conseguir la capa deseada.
  • Tratamiento de la madera más dura: es posible encontrar cepillos que permiten trabajar con hasta el tipo de madera más dura, consiguiendo unos resultados muy precisos.
  • Alta personalización: también se puede personalizar tanto la rotación, como la velocidad del cepillo. Así se podrá conseguir resultados en mayor o menor profundidad, según se necesite. Se podrían hacer los cambios requeridos en función del fabricante, sin perder demasiado tiempo en la producción.
  • Resultados de alta calidad: debido a este alto grado de personalización, los cepillos de madera se pueden adaptar a todo tipo de trabajo, ajustándose con todo detalle a lo que necesite el fabricante. Contribuye a optimizar el rendimiento del trabajo y a conseguir los mejores resultados.

Ahora ya sabes porque los cepillos de madera son tan importantes para la industria maderera.