“Diseño e instalación correctos son fundamentales para garantizar una vida útil más larga de la fachada de madera”

Julia Ahvenainen, Project Business Manager de LUNAWOOD.

Especialista en madera, innovadora y siempre orientada al futuro, con muchos años de experiencia en materiales y productos fabricados con madera, construcción en madera y negocios internacionales, Julia Ahvenainen es Project Business Manager de LUNAWOOD; prestigioso fabricante finlandés de madera termotratada, idónea para revestimientos de madera expuesta al exterior.

Profesional entusiasta y motivada, la vocación de Julia es llevar un trozo de bosque finlandés a los hogares y edificios españoles.

LUNAWOOD ofrece apoyo técnico a sus clientes, los instaladores, mientras promociona el material entre los arquitectos y diseñadores, para que sea más conocido.

Casa en Perillo.

“Con LUNAWOOD estamos intentando entrar en los proyectos desde una fase muy temprana, con el fin de que las cosas se hagan bien y con los detalles constructivos correctos, es decir, ofrecer desde el principio todo nuestro apoyo técnico -introduce Julia Ahvenainen-. Esto es importante, teniendo en cuenta que todavía hay bastante desconocimiento con respecto a todo lo que tiene que ver con el revestimiento exterior en madera. Diseño e instalación correctos son fundamentales para garantizar una vida útil más larga de la fachada de madera. Muchos profesionales desean apostar por esta solución constructiva, y por eso queremos ofrecerles nuestro apoyo”. 

En España se empieza a hacer construcción con madera en altura, ¿cuándo irrumpirá en el mercado el revestimiento vertical en madera?

Cada vez se ve más. Todavía el 80% se sitúa en viviendas unifamiliares, donde el aspecto legal es menos complicado, por cuestiones como el fuego. Ciertamente cada vez se van viendo más proyectos privados o públicos en los que, al menos, se quiere incorporar una parte en madera. Muchas veces se lleva a cabo una combinación de vidrio y madera, madera y hormigón; un juego con el fin de incorporar elementos naturales en lo urbano; es decir, llevar la naturaleza a la ciudad.

¿Que destacaría del producto LUNAWOOD en cuanto a amplitud de gama y posibilidades? 

LUNAWOOD ha evolucionado mucho en los últimos cinco años. Se está haciendo hincapíe en el desarrollo del producto final. Al principio, quizá, era un material para los carpinteros, pero actualmente estamos en el 60-40 por ciento en lo que se refiere a material a la venta para el carpintero y realización de proyecto global de revestimiento exterior, con diferentes perfiles, acabados y subproductos como suelos, fachada… La colección de LUNAWOOD no cesa de crecer, con productos totalmente terminados que promocionamos entre los arquitectos, y que ofrecemos también a los carpinteros, quienes si lo desean pueden aprender a instalar nuestros revestimientos de madera termotratada.

Por zonas, ¿dónde está más introducido LUNAWOOD?

Las zonas donde se están desarrollando más proyectos son Cataluña, País Vasco y Galicia, donde el interés por la madera es decidido y creciente, con una industria fuerte. También cada vez hay más revestimiento exterior con madera en Madrid y sus alrededores. Y en la costa de Andalucía hay bastante movimiento. 

Julia Ahvenainen es Project Business Manager de LUNAWOOD.

¿Dentro de esa labor de promoción que Vd. está llevando a cabo, está contemplada la formación a técnicos para que realicen este tipo de instalaciones de forma correcta?

Sí. Mi labor hasta ahora ha estado más dirigida a la formación de los comerciales de nuestro distribuidor GABARRÓ, con el fin de darles las claves del material. También estamos mostrando a los arquitectos las posibilidades que le ofrece esta solución constructiva. Además, estamos desarrollando un trabajo específico para los instaladores. En este sentido, estamos realizando un manual del instalador junto con las oficinas técnicas de THE CAMBIUM DESIGN y ESCUADRÍA y, cuando esté listo, queremos dar formación a los instaladores y poder así garantizar que el trabajo se realice correctamente. Esto es clave en nuestra estrategia, porque si las cosas se hacen bien, hay un futuro para este producto y para esta solución constructiva.

Cada vez hay más arquitectos que desean incorporar madera es sus proyectos, pero luego viene la realidad en la obra y queremos que haya una garantía de calidad final.

Residencial Tempranales, en Alcobendas.

¿El termotratamiento es definitivamente un sistema a defender?

Funciona muy bien aunque, en lugares como España, con zonas climáticas muy diferentes, hay que asumir que la madera no puede funcionar igual en todos los sitios. Por ejemplo, hay zonas como Galicia donde la humedad ambiental afecta a cualquier material, incluida la madera. No se trata de problemas estructurales, pero sí que pueden darse problemas superficiales. Por ello, es vital saber en qué zona se está para prevenir o solucionar situaciones.

Para quien desea tener en su casa un material natural como la madera, está demostrado y contrastado que el termotratamiento funciona. En España el mayor problema es que la gente piensa que la madera siempre tiene que tener el mismo aspecto y, evidentemente, no es posible. Ahí hay que decidir si quieres tener mantenimiento o que la madera envejezca naturalmente, y esto debe quedar claro. Poco a poco, cadavez más clientes y arquitectos  van aceptando que la madera irremediablemente va cogiendo un tono gris envejecido. Pero también hay otros que no lo aceptan y, en estos casos, si lo que quieren es mantener la madera como el primer día, deberán dar el tratamiento adecuado y realizar un mantenimiento periódico de la superficie. Por supuesto se puede conseguir, pero con más trabajo.   

LUNAWOOD es madera termotratada, idónea para revestimientos de madera expuesta al exterior.

¿Funciona correctamente el producto LUNAWOOD como pavimento?

Siempre soy muy sincera. Lo veo muy bien para jardines privados, donde se busca un producto súper natural, totalmente estable, que no se tuerce… y que soporta bien las inclemencias del tiempo. 

Es muy agradable en los pies si lo tienes al lado de una piscina, por su tacto agradable y porque no se calienta ni se enfría. Pero es cierto que, como es una madera blanda, no es una solución idónea para un sitio público donde transita mucha gente. Ahí el pavimento se va a degradar rápidamente. LUNAWOOD tiene su mercado, pero ha de ser el apropiado. 

En una universidad de Barcelona lo han puesto en el suelo de una cafetería. Allí acatan y aceptan el cambio natural que va a experimentar la madera con el paso de los días. Sin embargo, en el caso de un hotel o un restaurante, si quieren tener la madera como el primer día, yo no lo recomiendo. Hay maderas más duras para ello, o maderas tecnológicas.  

¿Qué acabados recomienda LUNAWOOD para la madera termotratada?

He hecho muchos ensayos en mi propia parcela y también en laboratorio, y se ve que, más o menos, la madera termotratada admite los mismos tratamientos y acabados que funcionan para la madera sin el termotratamiento, pero hay que tener en cuenta ciertas cosas. Una es que la madera termotratada, cuando está cepillada, tiene el poro muy cerrado, y es muy difícil que el producto entre bien en la madera. Por eso es importante, al comenzar a aplicar el recubrimiento, mojar algo la superficie para que se abra el poro, y luego tratar. Así funciona mejor.

Edificio de apartamentos «Els Brisoleis».

Por otro lado, me gusta que sean productos que se saturan en la madera, sin formar ninguna película, sino que son transpirables y nutren la madera. Hay varias marcas que ofrece saturadores y también funcionan muy bien los aceites naturales. Pero hay que tener siempre en cuenta que, cuanto más transparente, menos tiempo mostrará la madera su color natural. Por ello, convendría aplicar tonos más oscuros, que protejan a la madera de la fotodegradación que produce la acción del sol.

Edificio de apartamentos «Els Brisoleis».

En mi parcela he tenido muestras de LUNAWOOD expuestas a la intemperie, acabadas con diferentes tratamientos superficiales (aceites, lasures, saturadores, pinturas, etc.) y en este clima continental (meseta central en Segovia) han funciona muy bien, por ejemplo, los saturadores de OWATROL (Grupo Durieu), así como las cremas para la madera (Wood Cream) de RUBIO® Monocoat

Para la tarima se pueden usar aceites naturales, pero recomiendo usar aceites con alta pigmentación para mantener el color más tiempo. Los aceites con poca pigmentación no protegen la madera contra los rayos UV y al final sirven poco para mantener el tono original de la madera. Una aplicación anual del aceite pigmentado le nutre a la madera, le protege contra los factores externos mientras que la madera conserva su belleza natural.

Para quienes quieren evitar el mantenimiento a toda costa, existen productos que son opacos. Quizá en España esto no está muy de moda, pero si uno observa lo que estamos haciendo en los Países Nórdicos, casi siempre pintamos la madera con pinturas opacas. Y la madera termotratada es muy buena para recibir todo tipo de recubrimientos, porque es muy estable, no se raja ni se tuerce y es una buena base también para pinturas opacas. Así, se puede disfrutar de las maderas en exterior en torno a diez años tranquilamente, sin pensar en mantenimientos. 

Centro Social «La Arboleda».

¿Existen muchos proyectos realizados con LUNAWOOD en España?

Hay muchas obras interesantes. Estoy en contacto con los arquitectos que apuestan por nuestro producto y, cuando termina una obra, intento hacer un seguimiento después. 

Cada vez hay más referencias interesantes en viviendas unifamiliares y en edificios públicos. 

Nuestra fuerza es realmente en la marca LUNAWOOD. Tenemos ya casi 20.000 seguidores en Instagram y, para ser una empresa pequeña, invertimos mucho en marketing y en la promoción de nuestros productos. Ya tenemos cuatro personas dedicadas exclusivamente a la prescripción en los mercados más importantes.

Ahora que tanto se habla de falta de materia prima, supongo que con un fabricante como LUNAWOOD y un distribuidor como GABARRÓ, hay una garantía de suministro a los clientes…

GABARRÓ lleva muchos años promocionando LUNAWOOD. Es una gran empresa multiproducto y multimarca, que almacena grandes cantidades y es un gran regulador en el mercado. GABARRÓ es para LUNAWOOD un partner de absoluta confianza y prioridad. Siempre han creído en nuestro producto. Han estado ahí apoyando y promoviendo la madera termotratada, cuando casi nadie la conocía en España. Sus comerciales han hecho muy buena labor y saben que siempre tienen garantizado nuestro apoyo técnico y el suministro de material.

LUNAWOOD participará junto a su distribuidor GABARRO en la segunda edición del Forum Internacional de Construcción con Madera, que se celebrará los próximos 9 y 10 de junio en Baluarte (Pamplona). Si Vd. desea concertar una reunión con LUNAWOOD en este evento, no dude en dirigirse a Julia Ahvenainen.