jueves , 12 de septiembre de 2019

Jesús Guillén, de Guillén Carpintería, señala que al igual que en construcción hay mucha normativa, en el tema de carpintería no.


Guillén Carpintería es una empresa familiar que se dedica a la fabricación e instalación de carpintería de madera. Todos los elementos que desarrollan lo hacen en su fábrica, donde no solo hacen diseño, sino que también buscan que sea funcional y puedan aplicarse en distintas obras. Jesús Guillen, uno de sus propietarios, afirma que el principal problema con el que se encuentran es que hay muchas normativas que todavía no existen. “En el sector de la carpintería hay una laguna grandísima en el tema de las normativas”, apunta.

Ellos apuestan por la sostenibilidad y por la certificación de la Cadena de Custodia en los productos que, en su opinión, debería ser obligatoria para generar una mayor demanda. “Por desgracia, lo están pidiendo muy poco a la hora de trabajar y solo supone un 6% más en el coste”, reconoce Guillen, quien asegura que ese incremento es lo que evita que se demande, en muchas ocasiones, carpintería con certificación.

Otro tema que denuncia es el intrusismo que hay dentro del sector carpintero. “En carpintería interior todo el mundo entiende que es la madera, pero dentro del sector hay mucho intrusismo y se tiene más en cuenta el precio que la durabilidad”, indica. “Todo lo que no es obligatorio parece que se olvidan de cumplirlo”, puntualiza.

La experiencia profesional de Guillén en el sector de la carpintería de madera se remonta a 60 años de trabajo, a través de los cuales se ha ido consolidando un importante Grupo de reconocido prestigio nacional entre constructores, promotores y arquitectos. Con raíces artesanas conocedores del oficio, la actividad se centra en la elaboración de todo tipo carpintería interior, normalizada y de encargo, tanto para obra nueva como de rehabilitación, así como su posterior montaje.

Ya desde la primera obra en la que Guillén prestó su colaboración, el Hospital Clínico en Madrid, dio una solución integral al capítulo de carpintería, abarcando tanto la interior como la exterior.

Carpintería Guillén cuenta con unas instalaciones de producción, sitas en Villacañas (Ciudad Real), se encuentran en una finca de 100.000 metros cuadrados y cuentan con un total de 21.000 metros cuadrados construidos. Las mismas incluyen nave de producción, nave de expediciones, nave de almacenaje de productos acabados, nave de corte y preprocesamiento de materia prima, nave de barnizados, laqueados y demás acabados, almacenes de materias primas, zona de oficinas y administración, zona de tratamiento de residuos y zonas de disfrute de la finca. En Madrid se encuentra su dirección comercial, que cuenta con unas oficinas de 500 metros cuadrados e incluye una amplia exposición de productos. Por último, tienen una delegación para la zona sur de la península, con sede en Marbella.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.