Los fabricantes españoles de puertas contribuyen a alcanzar la certificación BREEAM

En su apuesta decidida por la innovación y la sostenibilidad.

A pesar de la situación que está atravesando el sector de la madera en toda Europa, con precios y demanda inestables debido al efecto del Covid y la guerra de Ucrania, los fabricantes españoles de puertas apuestan por la innovación y la sostenibilidad

Prueba de ello son las numerosas inversiones que se están acometiendo en pro de su desarrollo sostenible, la mejora de la eficiencia productiva y la apuesta por la investigación, tanto en nuevos acabados como en tipologías de puertas que aporten valor añadido a los clientes.

La innovación ha estado siempre en el foco de las fabricas de puertas de España, incorporando al proceso productivo robots con visión artificial, escaneado de madera en procesos de finger joint para la mejora de la calidad del producto final y un óptimo tratamiento de la madera.

Nuevos acabados industriales con barnices y lacas al agua se suman a los procesos de secado ultravioleta, ya empleados desde tiempo atrás. La incorporación de laminados decorativos de última generación, con texturas de madera sincronizada, efectos 3D y resistencias especiales para uso intensivo, así como el empleo de adhesivos PUR para el aplacado con aire caliente.

En definitiva, estamos asistiendo al desarrollo de nuevas tipologías de puerta que se fabrican mediante procesos flexibles, más productivos y más respetuosos con el medio ambiente, y que mejoran también el proceso de instalación en obra y la reversibilidad.

Dirigidas a la sostenibilidad son también las inversiones realizadas en pro de reducir el consumo energético. Las placas fotovoltaicas en las cubiertas de las naves industriales han sido la elección de muchas fábricas, otras aprovechan los restos de madera del proceso productivo para cogeneración de energía o biocombustible.

También el desarrollo de productos y procesos para la utilización en barnices y lacas al agua con la finalidad de reducir las emisiones de disolvente al medio ambiente (COV). 

Otras desarrollos de I+D están relacionados con la eliminación de plásticos de un solo uso, sustituyendo en el proceso final de embalado el plástico por cartón. 

Todo ello enmarcado en los procesos de certificación de calidad y sostenibilidad, tales como la ISO 14000, PEFC, FSC y compatibilidades con BREEAM. 

“Los fabricantes españoles de puertas contribuyen con sus productos a la certificación sostenible de edificios que reducen el impacto ambiental y ahorran costes energéticos -afirma Olga Moro Coco, gerente de FEIM, la Federación Española de Industrias de la Madera-. Creemos que es posible una construcción, tanto en la vivienda en uso como en la obra nueva”.