lunes , 19 de agosto de 2019

La saga ha documentado su origen en 1736, aunque aún podría ser anterior.


Corría el año 1736 cuando Isidro Puigdellivol compraba un terreno en Castellfollit del Boix para hacer una carpintería. Allí también desarrollaron el oficio su hijo y su nieto Isidro, quien casó en 1816 con María Prat; mujer que dio a luz a Valentín Puigdellivol Prat, ya en la tercera generación familiar que se ha podido documentar.

Valentín y su esposa Francesca Carné Codina tuvieron seis hijos. Es seguro que al menos uno de ellos, Jaime, prosiguió con el oficio, y se casó con Francesca Masachs.

Fermín, hijo de Jaime y Francesca, montó en Manresa un taller. En el año 1927. Años después, formó sociedad con su yerno Jaime Garriga Piferrer casado con Joaquina Puigdellivol y junto con otro socio que posteriormente vendió sus acciones, se trasladó a su actual ubicación, en el municipio barcelonés de Sant Fruitós de Bages.

Hoy dirige la empresa Fermí Garriga Puigdellivol. Como mínimo, representando a la octava generación de los Puigdellivol. “Más que el negocio, heredamos el oficio –señala Fermí-. Antaño éramos carpinteros que íbamos arreglando pequeñas cosas, maleta en mano. El pasado siglo nos especializamos en la fabricación de persianas de madera. Con el boom de la construcción, mi padre hizo las carpinterías de innumerables hoteles y locales comerciales. La actividad se ha ido divsersificando, y hoy somos capaces de fabricar e instalar cualquier elemento de carpintería, por grande o complejo que sea”.

La base: El Equipo Humano

Fermí Garriga Puigdellivol insiste en que “gracias a todas las personas que han pasado por la empresa, y gracias a las que hay ahora, hoy estamos donde estamos”.

La plantilla de PUIGDELLIVOL Fusteria i Decoració es muy joven. “Son grandes profesionales; hemos creado escuela y aquí las personas pueden ir creciendo, en función de su experiencia y saber hacer –explica el joven empresario barcelonés-. La base de esta empresa es su capital humano, sin duda. Cada cual sabe hacer mejor una cosa pero, finalmente, es el equipo el que nos lleva al éxito”.

 

 

“Gracias a todas las personas que han pasado por la empresa, y gracias a las que hay ahora, hoy estamos donde estamos”

Personas y tecnología

La juventud se ha ocupado de poner al día el taller de la familia Puigdellivol. A pesar de la crisis, no se dudó a la hora de modernizar el parque de maquinaria. “Había dos opciones: Hacernos pequeños y capear el temporal, o bien apostar fuerte por mantenernos en primera línea y salir fortalecidos. Costó muchísimo esfuerzo. Invertimos y perdimos margen. Pero hoy estamos orgullosos de contar con una plantilla excepcional, con máquinas de última generación”.

Oficina técnica en Barcelona

“En PUIGDELLIVOL tratamos de industrializar al máximo el seriado. Hecho a medida”. Es una fórmula muy complicada, pero se ha conseguido. En gran medida, gracias a la colaboración con HOMAG, proveedor principal de maquinaria para el taller de PUIGDELLIVOL en Sant Fruitós de Bages, y firma que le ha suministrado un centro de mecanizado a cinco ejes, que hoy es el corazón de la fábrica y fuente de numerosos pedidos importantes, también de otros carpinteros de la zona.

 

 

Y también mediante la puesta en marcha de una oficina técnica en la Ciudad Condal, dotada de ingenieros e informáticos que gobiernan el software de control y el software de dibujo, y que trasladan a las máquinas las instrucciones para que éstas fabriquen con precisión, calidad y rapidez cualquier producto de carpintería. Y trabajando codo con codo junto a un equipo de arquitectos y decoradores. Todos ellos, además de los instaladores, están en Barcelona. Agilizando enormemente el trabajo, abaratando costes y dejando hacer al taller lo único que realmente debe hacer: fabricar los productos.

“La empresa está hoy muy bien armada –afirma orgulloso Fermí Garriga Puigdellivol-. Cada día vamos ajustando cosas e intentando mejorar. Contamos con unas magníficas instalaciones de 2.000 metros cuadrados, a cuarenta y cinco minutos de Barcelona; un diamante en bruto que nunca deja de generar actividad y trabajo para muchas empresas y familias”.

“En PUIGDELLIVOL tratamos de industrializar al máximo la personalización de cada proyecto”

El nivel de exigencia de los clientes es grande y creciente. Pero PUIGDELLIVOL está preparada. Para acometer cualquier proyecto que se le plantee.

PUIGDELLIVOL hace de todo. Hasta lo impensable. “En el mundo de la decoración, que nos abrió muchas puertas, en la construcción, que ahora empieza a recuperarse, en la ebanistería, moldes y maquetas y, por supuesto, también en los mundos de la restauración, los hospitales y los museos… suministrándoles carpintería, iluminación, arquitectura, diseño, gráfica, mobiliario, audiovisuales…”

 

ALGUNOS TRABAJOS REALIZADOS POR PUIGDELLIVOL FUSTERIA i DECORACIÒ

Si quirieres conocer un poco más PUIGDELLIVOL Fusteria i Decoraciò, no dejes de ver este video

Autor:


4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.