Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected].com
Advertisement

Tarragona fue sede de los campeonatos de FP Catskills

Son tres las pruebas que se realizan: 24-Ebanistería, 25-Carpintería y 26-Carpintería de obra (estructuras de madera).

Las instalaciones del Institut Pere Martell de Tarragona acogieron una nueva edición de los campeonatos Catskills de la familia profesional de madera y mueble, los pasados días 5, 6 y 7 de junio.

Los campeonatos Catskills son las olimpiadas de la formación profesional que son organizadas por centros dependientes del Departament d’Ensenyament de la Generalitat de Catalunya: el Institut Escola del Treball de Barcelona, el Institut Escola Industrial de Sabadell y el Institut Pere Martell de Tarragona. Hay un total de 29 skills, repartidos entre las diferentes familias profesionales. Las pruebas son conocidas con anterioridad por lo que se trata de entrenarlas con constancia y dedicación para que el día de la competición salga lo mejor posible siguiendo correctamente las especificaciones técnicas.

Se organizan tres skills dentro de la familia profesional de madera y mueble: 24-Ebanistería, 25-Carpintería y 26-Carpintería de obra (estructuras de madera). Para este año 2018, los alumnos de los diferentes centros donde se imparten ciclos formativos de madera y mueble en Catalunya mostraron sus habilidades, ya que los diferentes Tests Projects tuvieron un alto nivel de dificultad.

RESUMEN DE LOS TRABAJOS

El test project de 24-Ebanistería consistió en la realización de un carrito de té con dos laterales con ruedas perfiladas, un cajón colgante, un buc con puerta y una bandeja superior. La pieza del Campeonato fue inspirada en el modelo Tea Trolley 900, ideado entre 1935 y 1937 por el arquitecto y diseñador finlandés Alvar Aalto y es uno de sus más destacados diseños más que forman parte de la colección permanente del MoMA.

El test project de la especialidad 25-Carpintería consistió en la elaboración, montaje y encolado de un armazón angular a 90 grados, unido por una curva formada por tres piezas con diferentes uniones básicas de carpintería con la dificultad añadida de que el peinazo central divide en dos espacios la estructura, de forma que el rebaje de la cara inferior tiene diferente altura a cada uno de los lados. Los alumnos que concursaron en esta disciplina tuvieron además que realizar el dibujo de taller a escala natural y mecanizar las plantillas para el perfilado de las curvas de su test project.

El proyecto del TP 26-Carpintería de obra es una estructura ligera formada por tres módulos: los módulos 1 y 2 forman la estructura base, unidas por la parte inferior con un tirante horizontal, y por la parte superior, por el módulo 3, la cubierta. El material utilizado en la estructura base fue madera maciza de abeto, de una sección de 80x60mm, mientras que para el módulo de la cubierta se empleó abeto y pino nórdico de 70x35mm de sección. Los módulos estructurales están unidos mediante ensambles básicos de carpintería con diversas inclinaciones y reforzados con tornillos HBS, cedidos por Rothoblaas, y uniones con mechones mecanizadas mediante la máquina portátil Mafell Duomechadora DD40 G MidiMax. Los competidores tuvieron 13 horas en total para realizar la prueba.

En la edición de este año colaboraron empresas de la talla de FELDER, MAFELL, ROTHOBLASS, AMPER, FUSTES ESTEBA, FESTOOL, HETTICH, AIRMATIC, BOSCH, GABARRÓ, FINSAQC QUÍMICA, JF POLO, GRUPO ALVIC, VILA ENVERNISSATS, TALLFUSTA S.L, FUSTES GILABERT, FERRETERÍA VIVES MARÍN, MECAKIM, DECUSTIK, FRAPONT, FERRETERÍA HERRAIZ, GLOBAL FLOORING y MAUSA y, como asociaciones implicadas estuvieron el grueso del empresariado catalán: el Gremi Fusta i Moble, el Institut Català de la Fusta y la Associació de la Fusta Estructural.