VENTANAS IRIBARREN avanza firme gracias a la calidad

La empresa navarra, integrada en ASOMA, fabrica cerramientos de alta eficiencia energética con madera.

El mercado ha respondido positivamente, y compra cada vez más ventana de altas prestaciones de IRIBARREN. Algo para lo que esta pequeña empresa navarra se ha preparado, demostrando que ésa era la estrategia apropiada.

En 2011 esta carpintería adquiría un centro de fabricación de ventanas y concluía su producción de perfilería de 68 milímetros, para comenzar a hacer perfiles de 78 y 90.

VENTANAS IRIBARREN viene haciendo las cosas muy bien, y ni siquiera la pandemia ha podido detenerles, “hay trabajo y buenas perspectivas de cara a este año –subraya Ángel Iribarren, gerente de esta empresa de Etxalar-. Incluso en 2020, excepto durante las semanas de confinamiento, realizamos muchas reformas y también numerosas viviendas unifamiliares nuevas, algunas de ellas pasivas”.

En efecto, IRIBARREN fabrica una ventana de alta eficiencia energética, con perfil de 90 milímetros y triple vidrio, que en ocasiones vemos integrada en viviendas certificadas Passivhaus. Algo en lo cual la Comunidad Foral es una referencia en España.

Actualmente el 60% de nuestras ventanas tienen perfil de 90mm., y el 40% restante, de 78mm. –apunta Ana Iribarren, responsable de la administración de la empresa-. No hace mucho, estos porcentajes eran a la inversa”.

Aunque es una pyme, con un pequeño taller en Etxalar y una nave complementaria para acabado, montaje y expedición en Lesaka, IRIBARREN dispone de alta tecnología para fabricar sus ventanas, con un centro de mecanizado completamente automático, de la prestigiosa marca CML, que cumple ahora diez años, ofreciendo un alto rendimiento y un servicio impecable: Programación y producción automatizada de los perfiles, sin apenas intervención humana.

Herrajes, vidrio, perfiles, acabados y selladores empleados son todos ellos de marcas de primera línea en el mercado, con lo que el cerramiento final presenta una calidad extraordinaria.

Pino y castaño laminados, barniz al agua a poro abierto… ventanas de madera para un territorio; Navarra y Guipúzcoa, que aprecia y valora este material, también por su insuperable efecto estético. De hecho, en ciudades como Donosti se está ampliando el radio del territorio donde es obligatorio rehabilitar los edificios con cerramientos de madera.

IRIBARREN se encuentra entre las empresas que fundaron ASOMA, la Asociación Española de Fabricantes de Ventanas de Madera, “aunque estar asociados a una entidad de ámbito nacional supone para nosotros un esfuerzo mucho mayor que para las empresas más grandes del sector, entendemos que si no hay unión del sector, al final no hay fuerza para cambiar y mejorar las cosas”, opina Angel Iribarren. VENTANAS IRIBARREN participa activamente y colabora en la medida de sus posibilidades en las acciones y actividades que ASOMA organiza y lleva a cabo.

IRIBARREN observa que el consumidor final, principalmente las personas más jóvenes, tienen conciencia de lo importante que es para el medio ambiente y su entorno emplear materiales ecológicos, como es la madera. Argumentos como la sostenibilidad, una huella de carbono reducida o la economía circular que propicia y facilita la madera, dan la razón y propulsan la estrategia que esta empresa navarra viene potenciando durante esta última década.