viernes , 25 de mayo de 2018

En 2017, este segmento representó cerca del 45% de la facturación de la empresa portuguesa.


Las puertas corta-fuego son parte del portafolio de Vicaima y están contempladas entre las soluciones listas para instalar que más desarrollo han conocido, por parte de esta empresa, en términos de “performance” y de alianza con diseño de vanguardia.

Certificadas por entidades internacionales acreditadas de diversos países, donde se incluyen España, Francia, Reino Unido, Brasil, Marruecos, Suiza o Estados Unidos, las soluciones corta-fuego de Vicaima se integran en una sola pieza lista a instalar, puerta, cerco y accesorios.

Construidas con base de madera y derivados, pueden integrar diferentes configuraciones y diseños de las líneas Essential, Exclusive y Classic, así como una amplia gama de revestimientos de las gamas Naturdor® (chapa de madera natural), Lacdor (lacados con colores RAL) o Dekordor® (revestimientos decorativos).

Las performances disponibles incluyen puertas corta-fuego 30 minutos, puertas corta-fuego 60 minutos o 90 minutos, y diferentes opciones de configuración como inverse (enrasada cara con paneles), 2 hojas, doble acción, montante o huecos con vidrio. Para los diferentes tipos de uso están disponibles accesorios tales como cierrapuertas, barras anti-pánico, muelles de suelo para puertas de vaivén.

También se destaca el hecho de que Vicaima desarrolla soluciones corta-fuego 30 minutos que integran performances de aislamiento acústico entre 34dB a 45dB o corta-fuego hasta 60 minutos con reducción acústica hasta 43dB. Estos productos están especialmente indicados para hoteles, hospitales, escuelas, entre otros. Otras opciones multifuncionales al nivel del fuego, seguridad y acústica están también disponibles, como es el caso del Portaro® SBD o el Portaro® RC2 EI45 AC45dB. Todos estos productos pueden asumir diversos diseños o revestimientos.

Las soluciones corta-fuego de Vicaima están dirigidas a diferentes sectores, tales como, habitacional, sanitario, escolar u hotelero, y presentes en diversos proyectos como: Electricity House o Fulham Riverside en el Reino Unido, Centro Médico y de Investigación Lenitudes, Escuela Secundaria Vergílio Ferreira en Lisboa, el hotel L’Arbre Voyageur en Francia, Gran Meliá del Mar en Palma de Mallorca o CR7 hotel Pestana en Lisboa, entre muchos otros.

En 2017, estas soluciones representaron cerca del 45% de la facturación consolidada de la empresa

LA IMPORTANCIA DE LA INTEGRACIÓN DE PUERTAS CORTA-FUEGO EN EDIFICIOS

La seguridad de un edificio no sólo vive de alarmas y cámaras de vigilancia. Desde emprendimientos habitacionales, a las unidades hoteleras o de servicios – como hospitales o instituciones de enseñanza – todas las estructuras deben estar preparadas para asegurar la protección de todos aquellos que las frecuentan.

A pesar de ser menos frecuentes que los asaltos, los incendios en edificios están entre los temas que merecen particular atención por parte de los responsables del proyecto de arquitectura, ingeniería y seguridad contra incendios, incluso porque sus impactos tienden por norma a ser bastante significativos o incluso devastadores.

Con el fin de proteger a las personas y los bienes, las puertas resistentes al fuego -que integran puerta, cerco, materiales intumescentes y accesorios- son soluciones de protección pasiva, que forman parte del plan de seguridad contra incendios, cuya función es prevenir o retardar la propagación del fuego por los diversos compartimentos del edificio y al mismo tiempo asegurar zonas de evacuación dentro de un determinado período de tiempo.

En términos prácticos, se imagina, por ejemplo un edificio donde el incendio alcanzó el tercer piso: la puerta corta-fuego, aquí, tiene la función de evitar que el mismo se propague por las rutas de fuga, para que los ocupantes de los espacios puedan ser rescatados a tiempo.

Las soluciones corta-fuego deben probarse y clasificarse según los esquemas de certificación que cumplen con los reglamentos específicos del propio país.

En el caso de los países de la comunidad europea, la certificación según las normas EN13501-2 comprueba que el producto corta-fuego – conjunto completo de puerta, cerco y accesorios – está probado según las normas EN1634-1 para Estanqueidad a las llamas y gases calientes y Aislamiento Térmico – siendo que, en este último, la temperatura de la cara de la puerta no expuesta al fuego no podrá sobrepasar los 140ºC de temperatura media o, entonces, los 180ºC de temperatura máxima en algún punto. De acuerdo con estas variables, se utiliza la simbología de clasificación “E” (Estanquidad) y “I” (Aislamiento Térmico). A estas clasificaciones podrá añadirse el símbolo “C” que indica utilización de muelle de cierre.

Las soluciones corta-fuego de Vicaima se encuentran disponibles en diseños distintos y son integrables en diferentes sectores, desde el residencial y sanitario, al escolar u hotelero

La responsabilidad en lo que respecta a soluciones corta-fuego, desde la fabricación a la prescripción, y de la instalación al mantenimiento, es compartida por todos los agentes del proceso, que deben asegurar un control sistemático de la calidad en cualquiera una de las etapas. Incumbe al fabricante emitir una declaración de conformidad que garantice que el producto tiene que ser producido de acuerdo con las pruebas efectuadas, por otro lado, la entidad instaladora, deberá a su vez garantizar que el producto ha sido instalado por técnicos especializados y de conformidad con las especificaciones y requisitos del fabricante.

En el transcurso de la utilización de las puertas corta-fuego, cualquier alteración o daño en la estructura o accesorios puede poner en peligro su rendimiento, por lo que deben asegurar verificaciones periódicas en función de la intensidad de utilización de las mismas, es decir, para un uso más intensivo , mayor será la frecuencia de su mantenimiento. El resultado de estas intervenciones deberá integrar los registros de seguridad que incluyen las medidas de autoprotección de los edificios.

VICAIMA

Vicaima es actualmente uno de los mayores players europeos en el diseño y la producción de sofisticadas soluciones para puertas de interior, puertas técnicas, aros y piezas para mobiliario. Su posicionamiento se sustenta en la capacidad de desarrollar soluciones integradas y personalizadas, orientadas a diversos sectores, en particular el residencial, hotelero, hospitalario, educativo y comercial.

Innovadora y creadora de tendencias, Vicaima mantiene una constante preocupación por la sostenibilidad, siendo la primera empresa portuguesa en la industria que ha obtenido la certificación FSC® (Consejo de Administración Forestal®).

Fundada en Portugal, exporta el 92% de su producción a cerca de 30 países alrededor de todo el mundo, contando además con presencia directa en el Reino Unido, España y Marruecos.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *