martes , 20 de agosto de 2019

La firma donostiarra ha experimentado un gran salto tecnológico, de la mano de ELKOR.


ZUR EDER es una empresa que nace en 1972, fundada por dos socios como carpintería ebanistería tradicional. El pequeño taller fue creciendo, dando paso a otro mayor y renovando máquinas, que son cada vez mejores. Los hermanos Ramada, hijos de uno de los socios, entran en el negocio. Cogen experiencia y van realizando trabajos cada vez más complejos, con más recursos y más gente.

Surgen nuevas necesidades y ZUR EDER se traslada a su actual pabellón en el polígono Martutene, en San Sebastián. Los hermanos Ramada quedan al frente del negocio, y prosiguen una senda de crecimiento y modernización que les lleva a adquirir dos centros de mecanizado a control numérico y una seccionadora, y a crear una oficina técnica.

Lo que en un día fue una carpintería ebanistería que atendía a los clientes particulares de proximidad desembocó en una empresa capaz de diseñar y ejecutar proyectos completos llave en mano de interiorismo, decoración y equipamiento. “Realizamos toda la carpintería y mobiliario de cualquier espacio, de arriba abajo –afirma Josema Ramada-. Comercios, bancos, bares, hoteles, stands de ferias… prácticamente de todo”.

ZUR EDER cimenta su éxito en el valor de las personas, con oficiales muy preparados tanto en taller como en montaje. A ellos se suman un decorador y una ingeniera industrial en la oficina técnica, encargados de resolver la parcela de los planos, dibujos y gestión de los programas informáticos, “para poder mostrar a los clientes y hacer realidad sus ideas”.

El perfil del cliente de ZUR EDER es hoy esencialmente profesional: decoradores, aparejadores, arquitectos, proyectistas en general y también otros carpinteros de su entorno. La empresa donostiarra trabaja con madera, con derivados de la madera como el tablero recubierto de melamina y también con nuevos materiales como las solid surfaces, corian, piedra acrílica e incluso metal, que su maquinaria y herramienta también pueden mecanizar.

Estratégicamente ubicados y muy bien comunicados, ZUR EDER opera principalmente en País Vasco y Navarra, pero también ha subido hasta París (donde recientemente ha realizado una tienda completa en menos de un mes), y es capaz de atender cualquier proyecto en toda España.

ZUR EDER tiene equipo y capacidad para instalar lo que se fabrica en su taller. Normalmente se ocupan directamente de las obras más especiales. En ocasiones, por coste y operatividad, delega la instalación o montaje de muebles y elementos de carpintería a terceros.

En breve la empresa de Donosti lanzará catálogos de producto propio. Dirigidos a sus clientes más fieles y habituales. Siempre en el segmento profesional.

 

SALTO TECNOLOGICO, DE LA MANO DE ELKOR

Los clientes de ZUR EDER solicitan cosas cada vez más complejas, y las quieren en menos tiempo. Este escenario obliga a la empresa guipuzcoana a ponerse a la altura. Para poder atender a las demandas, decididos a afrontar todos los retos, los hermanos Ramada optan por dotar a su empresa de la tecnología más avanzada. Y encuentran en ELKOR un partner ideal.

La nueva celda de nesting HOLZ HER, adquirida por ZUR EDER recientemente, ha arrinconado definitivamente a la maquinaria convencional en el taller. Informática y electrónica se imponen en el nuevo modelo de negocio.

Siempre en línea ascendente, confían a ELKOR estudiar una vía de futuro, y se opta por el nesting como forma de trabajo alternativa al seccionado + mecanizado.

El corte es sustituido por el fresado. La nueva máquina realiza sobre un panel completo las funciones que antes hacían seccionadora y centro de mecanizado, pieza a pieza. “La inversión era importante, pero decidimos tomar este nuevo camino –afirma Josema Ramada-. El tiempo nos está dando la razón. Hoy con la máquina de nesting, más un centro de mecanizado con mesa de barras tenemos solucionado casi el cien por cien del trabajo a realizar”.

Desde la oficina técnica, un sistema articula toda la gestión de la información con facilidad. Mediante un software se genera una lista de piezas a fabricar. Generando etiquetas que marcan el proceso a seguir por cada una en el taller.

 

 

La productividad es muy elevada. “Es impresionante contemplar cómo alimentamos la máquina con un paquete de tableros y antes de finalizar la mañana todo el material ha sido mecanizado; las listas de pedidos fluyen con rapidez, y trabajamos con la tranquilidad y la seguridad de que todo saldrá bien, porque lo hemos diseñado y revisado al detalle en la oficina técnica”.

Antes de dar ese salto tecnológico, en ZUR EDER han trabajado muchas horas para conocer y dominar el nuevo sistema de programación de la producción. Para alcanzar una enorme flexibilidad en el taller, ser capaces de hacer muchas cosas y erigirse como una carpintería polivalente. “Existe un margen de mejora en la organización de la gestión de la producción; las máquinas ya han demostrado que nos dan todo para hacernos más flexibles y productivos”.

Con todos los medios descritos, personal humano y experiencia acumulada, ZUR EDER ofrece soluciones a cualquier proyecto que se le plantee. “Muchos clientes saben adónde quieren llegar, pero no saben cómo –concluye Josema Ramada-. Ahí está nuestro punto fuerte: Somos capaces de realizar cualquier proyecto de carpintería, por complejo que sea, en poco tiempo”.

 

MAQUINAS FIABLES Y UN SERVICIO CERCANO

De poco sirve haber alcanzado este nivel de organización y efectividad en la producción sin un servicio técnico postventa cercano y diligente, por parte de los proveedores de maquinaria y software. Aquí juega un papel clave ELKOR. Más que un vendedor, un asesor y un partner de ZUR EDER.

“Son gente cercana, gente de casa, consciente de que su labor de formación y control es esencial para cuidar el presente y trazar un futuro –afirma Josema Ramada-. Así todo es más sencillo”.

ZUR EDER tiene recorrido por delante –asegura Pablo Urbieta, director comercial de ELKOR-. En Gipuzkoa hemos visto caer empresas grandes y perdurar a empresas pequeñas. No importa el tamaño, sino garantizar el futuro de las carpinterías. Se trata de alcanzar un equilibrio en su estructura, como tiene ZUR EDER. Ellos han hecho un esfuerzo enorme; no solo económico y de trabajo. También de cambio de mentalidad”.

 

 

ZUR EDER no sólo fabrica muebles. Ofrece un servicio de carpintería al cliente. Sea lo que fuere lo que éste demande, en cuanto a volumen, grado de dificultad, materiales o distancia. “Han sido atrevidos y audaces –concluye Pablo Urbieta-. Había que serlo. Y han apostado en la dirección acertada”.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.