domingo , 19 de mayo de 2019

Su uso como combustible puede suponer un ahorro de hasta el 66% con respecto al gasóleo.


Javier Díaz, presidente de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), ha afirmado en la apertura de las jornadas sobre «El uso sostenible de la bioenergía en Valladolid» que «no hay muchas tecnologías energéticas que cumplan tan coherentemente como la biomasa con los postulados de la economía circular«. Ha sido en unas jornadas organizadas por la Asociación en colaboración con la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid  en las que ha recalcado que la utilización de la biomasa como combustible de  representa también un ahorro para las familias que puede ser de hasta el 66% con respecto al coste del gasóleo.

Un evento enmarcado en una de las acciones de difusión de la Economía Circular que Avebiom presenta como beneficiario de la «Convocatoria de Subvenciones 2017» para fomentar la realización de proyectos de economía circular del Ayuntamiento de Valladolid.

“La implicación del sector de la biomasa con la actual tendencia del fomento de la economía circular es muy evidente”, reiteró Díaz, para quien «la valorización energética de algunos subproductos de la industria agroalimentaria y de la madera, que son utilizados para producir energía térmica y eléctrica, permite devolver al ciclo económico parte de la energía consumida, no solo durante el uso de estos productos como combustible, sino también después, ya que sus cenizas pueden utilizarse para la producción de fertilizantes; o incluso el CO2 que sale por la chimenea, para producir gases alimentarios y hasta médicos”.

La biomasa térmica, añadió, “es una baza importante para lograr los objetivos nacionales de reducción de emisiones y es, además, una fuente de generación de empleo y de riqueza local, sin posibilidad alguna de deslocalización, contribuyendo muy directamente a la dinamización de la actividad económica del entorno en el que se produce y se consume”.

De acuerdo con los datos del Indice de Precios de Avebiom, dijo Javier Díaz, “el coste de 2,4 kilogramos de astilla de madera suministrada a domicilio (que es el equivalente energético a un litro de gasóleo de calefacción) supone un ahorro del 66%; aunque es probable que este porcentaje sea mayor en estos momentos, debido al importante incremento del petróleo registrado en las últimas semanas”.

En el caso de que se utilice como biocombustible hueso de aceituna, el precio de 2,2 kilogramos (equivalente energético a un litro de gasóleo), el ahorro es del 49%; y si se utiliza el pellet, el coste equivalente (2 kilogramos) representa un ahorro del 38%. En este sentido, Javier Díaz recordó que el pellet es el biocombustible más demandado actualmente, “porque ofrece unas prestaciones muy satisfactorias, tanto en términos de eficiencia como por la estabilidad del precio; el coste para el consumidor final del saco de 15 kilogramos se ha reducido un 3,37% de media en los tres últimos años”.

El presidente de Avebiom destacó los importantes avances del uso de la biomasa térmica en Valladolid en los últimos años. “Hace diez años, en Valladolid funcionaban 257 estufas y calderas tecnológicamente avanzadas, o de alta eficiencia, cuando en la actualidad hay unas 4.400”. Y además, dijo, “Valladolid acoge la mayor red de calor con biomasa de España, la de la Universidad de Valladolid, además de instalaciones en grandes comunidades de vecinos, como la del Grupo Fasa, que empezará a funcionar en estos días”.

 

 

Al respecto Jesús Gómez, gerente de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico, remarcó el compromiso del Ayuntamiento con el cambio de paradigma que supone la incorporación de nuevas fuentes de energía y la aceptación por parte de la ciudadanía de las mismas. El proyecto europeo H2020 Remourban, liderado por la ciudad de Valladolid como ciudad faro, ha facilitado esta nueva instalación en el Grupo Fasa y su monitorización posterior.

Las posibles soluciones con biomasa para una vivienda independiente o para una comunidad de vecinos fue el tema que desarrolló Juan Jesús Ramos, responsable del Observatorio Nacional de Calderas de Biomasa. Y posteriormente, expusieron algunos de los casos de éxito en Valladolid distintos responsables de Veolia, Coinges, Discomtes y Foresa, compañías asociadas a Avebiom.
La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), constituida en 2004, reúne a los principales actores del sector de la bioenergía a lo largo de toda la cadena de valor de la biomasa, y su objetivo es promover el desarrollo del sector en España.

Avebiom cuenta en la actualidad con 180 asociados, que emplean a 11.355 personas y generan un volumen de facturación de 2.200 millones de euros. El principal objetivo de la asociación es contribuir a incrementar el consumo de biomasa con fines energéticos.

Dependiente del Área de Hacienda, Función Pública y Promoción Económica es el instrumento del Ayuntamiento de Valladolid para fomentar actuaciones empresariales innovadoras e iniciativas científico-tecnológicas avanzadas. Se constituye como un lugar de encuentro, generación e intercambio de conocimiento y motor de innovación en diferentes materias como el empleo, el emprendimiento, el desarrollo urbano sostenible, la financiación europea y la atracción de inversiones.

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.