¿Cuál es la mejor opción para calentar una casa de madera?

La más utilizada y recomendada para este tipo de vivienda es el radiador o la chimenea.

Generalmente, cuando el objetivo es proporcionar calor a una vivienda de madera, la demanda es menor en comparación con los inmuebles hechos de materiales como ladrillo u hormigón.

No se necesitan grandes instalaciones ni equipos, pero es importante hacer la elección que mejor se adapte a ti, por eso analizaremos la mejor opción para aclimatar nuestra casa de madera, a pesar de que la decisión final de uno u otro será tuya.

A la hora de adquirir una vivienda de madera se puede instalar casi cualquier tipo de calefacción. La más utilizada y recomendada para este tipo de vivienda es el radiador o la chimenea. Esta última debe estar bien protegida. Casi todo se puede instalar, incluida la calefacción de gasoil, calefacción por butano o suelo radiante.

● Chimenea.

Una de las maneras más sólidas de hacer más cómoda una vivienda de madera es instalar una chimenea, sin duda, se deben tomar las medidas necesarias, como revestimientos de suelo o el uso de mamparas de chimenea.

Asimismo, una chimenea en una vivienda de madera la hace más bonita, y los elementos decorativos que ésta contiene son imprescindibles para este tipo de casa.

● Radiadores.

El radiador puede proporcionar un calor excepcional. Los radiadores son habituales en el siglo XIX y sólo recientemente se han convertido en un producto estándar. Proporcionan mucho calor y son relativamente fáciles de instalar. Son adecuados para casi cualquier tipo de casa, incluidas las de madera.

De igual forma podemos encontrar algunos radiadores y aires acondicionados de muy bajo consumo que cuestan muy poco, ambos métodos son los más aconsejados, ya que se necesita casi la mitad de energía para adaptar la casa de madera a nuestras necesidades.

● Estufas de Biomasa y calderas.

Para las casas ecológicas, nada mejor que los sistemas de calefacción ecológicos, como calderas y estufas que utilizan biomasa. Una opción muy eficaz, donde lo mejor es su sostenibilidad. No cabe duda de que todo propietario de una vivienda de madera debería plantearse esta alternativa.

Para su salud y la comodidad de la madera, utilice un humidificador para mantener la humedad de la casa entre 40 y 60°C.

Sistema de calefacción por suelo radiante de una casa de madera.

El sistema de suelo de aislamiento térmico en casas de madera tiene muchas ventajas, entre las que cabe destacar:

● A causa de la distribución óptima de la temperatura en toda la habitación, se puede lograr una temperatura agradable y un mayor confort. Esto se puede lograr calentando la superficie del piso, que es la superficie principal que las personas tocan directamente.

Como aludimos anteriormente, cualquier tipo de método de calefacción es efectivo y rentable para una vivienda de madera, pero incluso si se selecciona el método de calefacción más eficiente, el proceso no tendrá éxito si no hay suficiente revestimiento en la casa.

Por tanto, es importante dejar su construcción a expertos. Confíe siempre en los profesionales más competentes para llevar a cabo el proyecto.

Por último, es necesario resaltar lo fácil que es mantener la temperatura en una casa de madera. La madera es un elemento natural y un excelente material aislante térmico, que puede evitar cambios bruscos de temperatura debido a su estructura unicelular, que es una barrera contra el frío.