La red de calor con biomasa de Guadalajara está lista para entregar energía

REBI anuncia que ha realizado sus primeras pruebas de funcionamiento con éxito.

A mediados de agosto, la empresa de servicios energéticos REBI comenzó a probar todos los equipos de la red con el objetivo de arrancar el servicio de abastecimiento de energía térmica a los vecinos ya conectados en los siguientes días.

A máxima capacidad, la instalación podrá suministrar 100.000.000 kWh anuales con un consumo de biocombustible de 25.000 toneladas de astilla al año. Además, gracias a la red, Guadalajara reducirá sus emisiones de CO2 a la atmósfera en 15.000 toneladas anuales.

La red se organiza hoy en día en dos anillos y dos ramales a partir de los cuales se seguirá diseñando en función de la demanda de los vecinos que deseen conectarse.

La red de tuberías discurre desde la central de generación por la calle Méjico, calle Antonio Buero Vallejo para salir a la Avda. del Ejército. El primer anillo alberga la calle General Vives Camino, calle Dr. Layna Serrano, Avda. Castilla, Molina de Aragón, Paseo Dr. Fernández Iparraguirre, calle Brihuega, y calle Alcalá de Henares. El segundo anillo transcurre por la calle Dr. Layna Serrano, calle de la Virgen de la Soledad, calle de Alonso Núñez de Reinoso, calle Virgen del Amparo y Paseo Dr. Fernández Iparraguirre. Uno de los ramales continúa por la calle Dr. Layna Serrano, y el otro por la Avda. del Ejército hacia la Escuela de Magisterio y Palacio del Infantado. En agosto de 2020, las obras se situaban en la Avenida del Ejército en confluencia con la calle Cifuentes.

Polígono «El Balconcillo», en Guadalajara.

6000 VIVIENDAS

La central de generación se compone de cuatro calderas de 7 MW cada una; en total, 28 MW de potencia para dar servicio de energía térmica para agua caliente y calefacción a 6.000 viviendas, además de edificios públicos y no residenciales.

La red cuenta con un depósito de inercia de 5.000 m3 que, junto con un doble sistema de rebombeo, asegura el suministro de energía a todos los puntos de la red.

La instalación está atendida por un centro de control 24 horas para gestionar alarmas y emergencias, y tendrá asociado un centro logístico en Garbajosa, Alcolea del Pinar, donde se acopiará y astillará la biomasa obtenida de los montes de la provincia.