«No podemos perder la oportunidad, ni como sector ni como sociedad»

Roberto Bravo, presidente de APROPELLETS.

Transcurridos más de seis años desde la consolidación definitiva de nuestra Asociación, renovamos nuestra convicción de que el asociacionismo es un mecanismo fundamental para el desarrollo del sector, porque permite la puesta en común de problemáticas y particularidades de las empresas que lo componen e interaccionar con el resto de grupos de interés, ejerciendo de altavoz y fuente de información de las noticias relacionadas con el pellet y manteniendo una interlocución continua con las distintas Administraciones.

Roberto Bravo, presidente de APROPELLETS.

Los fondos europeos Next Generation EU aprobados por el Consejo Europeo para hacer frente a las consecuencias económicas y sociales de la pandemia, establecen una oportunidad estratégica para el sector forestal en general y para el pellet en particular. Las directrices generales de Bioeconomíasostenibilidad, reducción de emisiones de CO2reto demográfico… planteadas desde Europa para este nuevo escenario, coinciden de forma inequívoca con la idiosincrasia del pellet (aprovechamiento de recursos forestales procedentes de gestión forestal sostenible) y la actividad económica del sector, que se desarrolla en entornos rurales en la práctica totalidad.

Europa en general y España en particular, necesita de un recurso local, sostenible y renovable como la madera, y de un combustible como el pellet que aprovecha subproductos y maderas sin otros usos, y que aporta un balance neutro en CO2 frente a las altas emisiones de los combustibles fósiles tradicionales, reduciendo por otra parte la dependencia energética del exterior. Además, complementa perfectamente a otras energías renovables, permitiendo su almacenamiento y distribución a los puntos de demanda.

Apropellets cuenta ya con 19 asociados y representa más del 65 % de la producción total de pellet nacional y más del 75 % de producción certificada. Seguiremos trabajando en la integración de más empresas a la Asociación, de forma que el estándar de normalización y la calidad del producto puesto en el mercado, siga aumentando de forma irreversible.

Es momento de crecer, de profesionalizar y poner en valor un sector y un producto con todos los parabienes de sostenibilidad, economía circular, y apuesta por el entorno rural. Y de contarlo a la sociedad, para que conozca qué hacemos y las ventajas de hacerlo.

No podemos perder la oportunidad, ni como sector ni como sociedad.