martes , 25 de junio de 2019

El Aula Educativa del Bosque del Amogable y la Casa de la Madera son dos visitas obligadas.


Castilla y León tiene uno de los patrimonios forestales de España, por eso, no duda en explotarlos y sacar su máximo potencial. No solo aprovechando la explotación forestal con la saca de madera, resina… sino también utilizándolo como reclamo para potenciar su turismo. Claro ejemplo de ello es el Aula Educativa del Bosque del Amogable, situada en la provincia de Soria en la Comarca de Pinares, o la Casa de la Madera en Burgos.

El Aula del Bosque se divide en varios espacios, donde el visitante puede conocer y apreciar todos los recursos que los bosques y montes reportan al ser humano y a la sociedad. Así, en el Ámbito del Medio Rural, se describe la riqueza forestal de Castilla y León, en particular de la Comarca de Pinares. Se hace especial hincapié en la importancia de las interrelaciones entre las especies arbóreas predominantes en la zona -pinos albar y negral, y roble rebollo- con la fauna.

En el Ámbito de Beneficios del Bosque se exponen una serie de beneficios que el hombre ha obtenido históricamente del bosque. Divide los beneficios en dos grandes grupos: los indirectos, que generan riqueza mejorando nuestra calidad de vida, y los directos, destacando sobre todo la madera, alrededor de la cual ha girado desde hace siglos la explotación forestal de la comarca. Así como otros aprovechamientos que se dan en la zona como la ganadería, recolección de frutos y setas, caza, uso recreativo y turismo.

Existe otra parte en la que se habla de la Gestión Forestal. Este amplio bloque temático trata todos los aspectos relacionadas con la gestión forestal moderna: la ordenación de los montes, la organización de las cortas en el espacio y en el tiempo, los aprovechamientos forestales o la lucha contra plagas e incendios.

Además, durante la visita Aula Educativa del Bosque del Amogable también es posible disfrutar de la Senda del Ingeniero. Una ruta autoguiada, situada en el entorno del Aula del Bosque, que ofrece la posibilidad de acercarse al mundo forestal, realizando un agradable paseo interpretativo de 1.4000 metros. A lo largo del recorrido podemos encontrarnos con elementos forestales tales como métodos para combatir las plagas, señalamientos de árboles en pie, zonas de regeneración tras corta, zonas repobladas…

LA CASA DE LA MADERA

La Casa de la Madera recibe a los visitantes con un enorme hall, que separa la casa en dos zonas: expositiva a la izquierda y formativa a la derecha. En el hall se encuentra el mostrador de recepción y las armoniosas paredes recubiertas de rodinos o secciones de pino sujetos entre sí por un sistema de bóvedas interconectadas.

Ya en la zona derecha se expone gráficamente la evolución de la obra e inmediatamente a la derecha se dispone de un auditorio de 80 plazas, disponible para cursos, conferencias y charlas. Al fondo del pasillo se encuentran dos aulas, al frente una lectiva (con una de las mejores vistas de la Casa) y a la izquierda una habilitada para talleres y trabajo práctico. Las tres salas formativas son totalmente polivalentes, pudiendo adaptarse o despejarse, según las necesidades requeridas en cada momento.

En el ala izquierda, se distribuyen tres salas expositivas y tres miradores que crean un espacio de claro-oscuros de singular belleza. En cuanto a los miradores, todos buscan puntos clave de la campa de Revenga por un lado y el monte por otro, hasta llegar al último de cristal que nos adentra en pleno bosque.

El último paso obligado de la visita es el ascensor acristalado que parte del hall, y nos asciende en una sinfonía de sensaciones, donde el verde 10 engloba todo, para llegar a la pasarela de 21 metros de altura donde se gobierna todo el valle boscoso en toda su amplitud, y donde 42 metros de paseo privilegiado por las copas de los árboles nos lleva hasta el castillete del fondo por donde se desciende para, o comenzar un paseo por el monte, o bajar por él en un agradable paseo hasta la entrada.

Se trata de un edificio que combina los materiales sacados de los propios montes donde se ubica, el pino de Soria-Burgos y la piedra arenisca. Además, cumpliendo con la premisa de bajo impacto ambiental, posee calefacción de biomasa, con las casi 700 toneladas de C02 que fija.

Autor:


One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.