miércoles , 19 de diciembre de 2018

Trabaja en la reforestación de 1.200 hectáreas, con un sistema innovador con el que se puede replantar hasta 100.000 árboles en un día.


Reforestar con un sistema pionero en España, con drones y semillas inteligentes, las más de 1.200 hectáreas calcinadas en el Parque Natural del Alto Tajo, en los términos municipales de Checa, Chequilla y Alustante (Guadalajara), en un incendio devastador en el año 2012, esa es la labor que llevará a cabo en los próximos meses la empresa CO2 Revolution.

Fue durante el mes de agosto cuando se procedió a una prueba en la que se lanzaron 100.000 semillas inteligentes, de las cuales germinaron el 73%. Unos datos muy positivos que hicieron que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha firmará un acuerdo con CO2 Revolution para que se encargue de la reforestación completa de la zona.

Durante el mes de noviembre y diciembre se lanzarán, por medio de drones, semillas inteligentes de arbustos autóctonos. Unas semillas que necesitan un periodo de latencia a baja temperatura. Ya en los meses de febrero, marzo y abril se lanzarán el resto de semillas. “Es un proyecto pionero a nivel mundial”, asegura Juan Carlos Sesma, fundador de CO2 Revolution.

 

 

El alcalde de Checa, Jesús Alba, se muestra optimista ante este novedoso método de reforestación, ya que el uso de drones asegura que las semillas lleguen a lugares de difícil acceso para los efectivos humanos. De este modo, reduce el tiempo empleado y llega a todos los rincones, en cinco horas puede llegar a reforestarse hasta en un terreno con 100.000 árboles, además de abaratar los costes.

 

 

PROYECTO PIONERO

CO2 Revolution trabaja en la reforestación gracias a un sistema innovador con el que se pueden replantar hasta 100.000 árboles en un día, lo que permite, si todo sale bien, reforestar grandes superficies hasta 100 veces más rápido que los métodos tradicionales. Todo ellos es posible gracias a una semilla inteligente que se lanza desde drones. “Con ello conseguimos algo que antes era impensable, como es reforestar grandes extensiones de terreno en horas y con un bajo coste”, indica su fundador.

Permite reforestar grandes superficies hasta 100 veces más rápido que los métodos tradicionales

El uso de drones, además, ayuda para que las semillas lleguen hasta las zonas de difícil acceso para efectivos humanos, agilizando así el proceso de reforestación y haciéndolo más completo, ya que en cinco horas puede reforestarse una zona de 100.000 árboles.

 

 

Por otro lado, que las semillas están encapsuladas permite que no se tengan que enterrar, basta con ser lanzadas en el sitio establecido con los drones, ya que la cápsula sirve de repelente para las aves o roedores que pudieran comérselas.

Este novedoso sistema de reforestación también cuenta con el respaldo de Google, ya que trabajan mano a mano en la utilización del Big Data, lo que les permite saber las variables imprescindibles de cada ecosistema a reforestar. Así pueden tener en cuenta el tipo de suelo, las especies autóctonas, la mejor época del año para que germinen las semillas, temperatura, precipitaciones… “Una vez lanzamos las semillas, luego nos encargamos de hacer un seguimiento continuo con Google Maps, imágenes digitales y el vuelo de los drones. Eso nos permite tener las coordenadas exactas de donde se lanzó la semilla y ver si han germinado con éxito”, explica Sesma.

 

SOLO SE REFORESTA EL 3%

De las casi 100.000 hectáreas que se queman cada año en España, la tasa de reforestación se sitúa en el 3%. Ante esta realidad, y para combatir a gran escala el cambio climático y la deforestación, surge la empresa navarra CO2 Revolution.

“Queremos prestar nuestros servicios a aquellos organismos que deseen llevar a cabo actividades de plantación y reforestación masiva, ya sea con el propósito de compensar su huella de carbono o de realizar meras actividades de plantación, ofreciendo además trabajos de consultoría y asesoramiento, como parte de una novedosa solución integral –manifiesta el fundador de CO2 Revolution-. Nuestra idea es que se reforeste el 100% de lo quemado cada año y no solo el 3%. Creemos que gracias a este sistema va a ser posible”.

De momento, el proyecto piloto se llevará a cabo en el Alto Tajo, un lugar elegido por la empresa española debido a que se es un Parque Natural y una zona muy olvidada, con muy baja densidad de población. “Cumplía los requisitos que buscábamos y vimos que no se había hecho ninguna labor de reforestación después del incendio de 2012, por eso decidimos llevar a cabo el proyecto en esta zona”, concluye Sesma.

Autor:


One Comment

  • ronald guerrero aguilar dice:

    Es un metodo novedoso de reforestacion seria interesante conocer las especies que se edtan utilizando por ejemplo.maderas duras o suaves nativas o exoticas o tambien legumisosas pioneras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.