Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

DRIADA, la transformación digital del sector resinero

Es una App que ayuda a optimizar la gestión del aprovechamiento de los pinares y a descubrir nuevas oportunidades de ahorro.

Su trabajo de agente de Medio Ambiente durante más de 30 años, hace que Fernando Julián Martín Moreno siempre esté inmerso en proyectos que buscan la mejora del sector resinero, del cual dice que “sus trabajadores siguen trabajando como hace 100 años”. Gracias a su empeño, constancia, sabiduría y arduo trabajo nació la App Driada, que recientemente fue premiado en el reto europeo de innovación resinera de SustForest Plus.

Driada, cuyo significado es ninfa de los bosques, es un sistema innovador que gracias a la digitalización ayuda a los operarios forestales y a las empresas del sector resinero a optimizar la gestión del aprovechamiento de los pinares y a descubrir nuevas oportunidades de ahorro.

“La idea es digitalizar los datos de los montes”, explica Martín Moreno, quien dirige este proyecto que está siendo desarrollado por Globales Informática junto a I&D Ferjosusa. Cada pino resinero es geoposicionado e identificado con un código QR único. Luego, se definirán las rutas a seguir por los operarios para la ejecución de las tareas a realizar en cada tranzón. La ejecución de cada trabajo cuenta con herramientas de apoyo que ahorran tiempo y optimizan la actividad de resinar.

A partir del mes de mayo o junio va a probarse el proyecto en un monte público en Segovia. “Estamos a la espera de que nos lo comuniquen”, afirma el agente ambiental. “Solo es colocar el código QR en el pino y ya de ahí a una base de datos para hacer el inventario, donde podremos ver la especie, altura, diámetro o geoposición. Así como si hay alguna especie protegida cerca”, comenta.

Un sistema digital que ayudará en gran medida a los resineros, ya que podrán tener datos reales de la media de la resina de cada pino, el poder facturar y pagar la resina al resinero nada más recogerla y el tener una logística de transporte de la resina hacia las fábricas, y todo ello, en tiempo real, con lo que eso conlleva para el sector. “La información enviada por los operarios a través de la App de Driada es recogida en la plataforma web de gestión de datos, lo que permite analizar, en tiempo real, el verdadero rendimiento del aprovechamiento de las distintas especies arbóreas, el control de su vida útil, detectar puntos de mejora y optimizar la eficiencia”, afirma Martín Moreno.

Por tanto, se trata de una App que también podría aplicarse a la hora de sacar madera del monte, ya que se podría saber cuáles son los ejemplares que están peor, los que es necesario cortar… También sería muy útil para las subastas de pinos piñorenos, ya que permitiría saber la producción de piñón y que pinos se ven afectados por el parásito del piñón. “La aplicación utiliza los datos obtenidos para analizar el verdadero rendimiento del aprovechamiento del pinar, detectar puntos de mejora y optimizar la eficiencia”, puntualiza este agente forestal.

Además de todo ello, Driada también será beneficiario para los consumidores, ya que podrán saber la trazabilidad del producto que están utilizando y tener garantía de dónde proviene. “Creemos que es un aspecto importante de cara al cliente”, dice el Martín Moreno.

EXTENSIBLE A LAS VIÑAS

La idea es que el proyecto de Driada también pueda ser aplicable a las viñas. No en vano, se hará en una escuela de La Rioja una presentación de la aplicación cuando la situación actual de España lo permita.

“Es una App factible para todos los trabajos forestales y de podas”, indica el Martín Moreno, que reconoce que la idea de que pueda ser aplicable a los viñedos radica así en poder lograr que los resineros estén trabajando durante todo el año. “El trabajo en la resina va desde febrero-marzo hasta el mes de noviembre. Antes esos trabajadores eran contratados para limpieza del monte, pero ahora es un trabajo que realizan los retenes contra incendios. Por ese motivo, pensé en las viñas y en la poda de las mismas, ya que los resineros controlan mucho de podas y podrían hacerlas durante esos meses. Si podemos hacer ese paralelismo, cumplirían el año entero de trabajo”.

Este agente forestal sabe que se trata de un proyecto ambicioso, pero que mejoraría mucho el trabajo de los resineros, consiguiendo que fuera menos duro y más fructífero. “Queremos que las masas forestales tengan un futuro y que los resineros sigan con su trabajo. No debemos olvidar que es un sector muy importante para nuestros pueblos, además que su labor contra los incendios forestales es muy importante”, concluye.