viernes , 06 de diciembre de 2019

Según un estudio realizado por Ricardo Ruiz-Peinado y Eduardo López, quienes dirigieron un equipo del INIA.


Molina de Aragón (Guadalajara) fue el lugar elegido para presentar un estudio del carbono fijado en los sistemas forestales del Parque Natural del Alto Tajo. Un estudio que revela que el CO2 acumulado en los sistemas forestales del Alto Tajo asciende a 91,97 millones de toneladas de CO2.

Los autores del estudio son Ricardo Ruiz-Peinado Gertrudix y Eduardo López Senespleda, quienes dirigieron el equipo del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA). También intervino en el proceso de forma altruista el investigador emérito Gregorio Montero González. Un trabajo financiado por la Obra Social de la Caixa y coordinado desde la Consejería de Desarrollo Sostenible de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

“Los bosques tienen una importancia clave en la mitigación del cambio climático»

“El Parque Natural no es solo riqueza natural y paisajista, es también un inmenso laboratorio que absorbe y recicla cada año más de 500.000 toneladas de CO2 equivalente, funcionando como mitigador de gases que conducen al cambio climático y que complicará decisivamente la vida de nuestra generación y más aún las de las siguientes”, asegura uno de los autores.

El estudio arroja que en los sistemas arbolados del Parque Natural hay acumuladas 23,64 millones de toneladas de CO2, mientras que en las formaciones arbustivas se almacenan 1,02 millones de toneladas de CO2, tanto en su parte aérea como subterránea. Cada año, el CO2 almacenado aumenta en 0,47 millones de toneladas en los sistemas arbolados y 0,08 millones de toneladas en los sistemas arbustivos. El crecimiento supone un 2.2% del stock anual en la vegetación.

“Los bosques tienen una importancia clave en la mitigación del cambio climático, funcionando como sumideros, ya que acumulan el carbono atmosférico en sus tejidos por el crecimiento anual”, añade uno de los autores del estudio.

Para un mejor entendimiento de la importancia de la vegetación del Parque Natural del Alto Tajo, la vegetación forestal fija anualmente con su crecimiento las emisiones de CO2 equivalentes de 454.204 vehículos, funcionando como componente sumidero. El crecimiento natural de la vegetación forestal en el Parque Natural del Alto Tajo fija las emisiones anuales de CO2 equivalentes de 74.156 personas, lo que supone las emisiones del 29% de los habitantes de la provincia de Guadalajara.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.