FSC ayuda a evitar desastres forestales como los provocados por el temporal FILOMENA

La implantación de estándares de gestión sostenible en la Casa de Campo (Madrid) permitiría adaptarlo a los efectos extremos del cambio climático.

Más de medio millón de árboles de Madrid, un tercio de los existentes en la ciudad, han resultado dañados a consecuencia de los terribles efectos del temporal Filomena. La actual crisis climática provocará un aumento de este tipo de episodios extremos que obliga a replantearse la gestión de las masas forestales de las ciudades.

Los exigentes criterios de silvicultura sostenible del Forest Stewardship Council (FSC) se revelan como importantes herramientas para afrontar la adaptación de las masas forestales urbanas y periurbanas a estos nuevos escenarios.

FSC España participa en una propuesta de proyecto sobre adaptación de los bosques urbanos al cambio climático que aspira a lograr el apoyo europeo a través de los programas LIFE

Así lo han entendido los responsables de bosques tan emblemáticos como las cerca de 450 hectáreas del Paisaje Cultural de Sintra, en Portugal, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y que ha mejorado su gestión gracias a la certificación FSC. Es uno de los casos de éxito más recientes y emblemáticos en áreas públicas.

“La certificación según nuestros estándares de grandes parques madrileños como la Casa de Campo (1.700 hectáreas) o la Dehesa de la Villa permitiría planificar con criterios científicos el futuro de un arbolado cada vez más afectado por el cambio climático y cada vez más necesario para garantizar una buena calidad de vida a sus ciudadanos”, asegura Gonzalo Anguita, director ejecutivo de FSC España.

EL VALOR DE LOS ÁRBOLES EN LA CIUDAD

Los árboles son elementos fundamentales en las ciudades. Conservan la biodiversidad y ofrecen inmensos servicios asociados a la mejora de calidad de vida y mitigación de las consecuencias del cambio climático al absorber CO2 o aportar sombra que reduce las temperaturas extremas en las calles; también son impagables filtros purificadores del aire contaminado. Paralelamente, los bosques urbanos tienen una gran importancia para el ocio, la práctica del deporte y la mejora de la salud mental de las personas.

FSC es sinónimo de buena planificación y gestión forestal adaptativa, resiliencia al cambio climático y adaptación frente a fenómenos atmosféricos tan extremos como el de Filomena, pero igualmente a las grandes sequías y aumento de las temperaturas medias.

La certificación FSC mejora la eficiencia de los procesos de gestión y planificación forestal, seguridad de los trabajadores y conservación de los valores naturales, incluido el cuidado especial del arbolado monumental. También fomenta una mayor participación ciudadana.

Paralelamente, el sello FSC es un símbolo reconocido por los ciudadanosque garantiza la calidad de la gestión de estos espacios.

A LA ESPERA DE UN PROYECTO EUROPEO

FSC España participa en una propuesta de proyecto sobre adaptación de los bosques urbanos al cambio climático que aspira a lograr el apoyo europeo a través de los programas LIFE.

El UrbForest está promovido por el Ayuntamiento de Zamora, la Cámara Municipal de Bragança, el Instituto Politécnico de Bragança, la Universidad de Valladolid y la empresa SDL. Permitirá mejorar la gestión de las estructuras verdes de las ciudades, haciéndolas más resilientes y saludables gracias a los servicios ecosistémicos que generan.

Se basará en trabajos tan innovadores como los estudios promovidos por FSC España para analizar los impactos, la vulnerabilidad y la capacidad de adaptación de diferentes ecosistemas forestales a la crisis climática. Han sido realizados por expertos de universidades españolas que han evidenciado la importancia de anticiparse a los cambios climáticos que ya empiezan a sufrir los bosques españoles.