FSC celebra su presencia en la Península Ibérica

La gestión forestal responsable promovida por FSC cumple 15 años en Portugal y 20 años en España.

2022 es el año en el que FSC Portugal y FSC España celebran 15 y 20 años de existencia respectivamente. Los países ibéricos han realizado un recorrido notable en materia de certificación FSC, con casi 1 millón de hectáreas de bosque certificado (543.924 ha en Portugal y 495.430 ha en España). Sin embargo, queda mucho por hacer en beneficio de la gestión forestal responsable en ambos países.

En Portugal un 90% de la superficie forestal, que ocupa un 36% del territorio (cerca de 3,4 millones de hectáreas), está en régimen de propiedad privada; y en España este porcentaje es del 70% de una superficie forestal que ocupa más del 52% del territorio (más de 26 millones de hectáreas). Por tanto, la responsabilidad de la conservación de nuestras masas forestales de la península ibérica recae en sus propietarios, mayoritariamente privados y de que pequeñas superficies, siendo esencial su involucración en el proceso de certificación de sus propiedades forestales.

“La sociedad es cada vez más consciente de la importancia del bosque, pero aún no reconoce la responsabilidad que tienen los propietarios forestales en la gestión y protección de los bosques. Estos generan riqueza y empleo para las poblaciones locales y el país, fomentando el desarrollo rural. Por eso, en FSC promovemos la adhesión de pequeños propietarios a grupos de certificación forestal, ya que esta es una forma de promover la gestión profesional, combinada con la valorización de los recursos naturales”, afirma Joana Faria, Secretaria Ejecutiva de FSC Portugal.

“De esta forma, también se genera un mercado de productos sostenibles, en el que participan empresas que estimulan y promueven el consumo consciente de la sociedad. En la Península Ibérica, más de 2.000 empresas cuentan con la Certificación FSC de Cadena de Custodia, lo que supone un incentivo para una mejor gestión forestal, beneficiando a propietarios y empresas, pero sobre todo creando un impacto directo en la protección y gestión responsable de nuestros bosques. ”, señala Gonzalo Anguita, Director Ejecutivo de FSC España.

FSC pretende seguir creciendo en Portugal y España, a través de la promoción de la gestión forestal responsable en la Península Ibérica. Además, la gestión forestal sostenible contribuye a reforzar las masas forestales para hacerlas más resilientes y se adapten al cambio climático. Los bosques mediterráneos están más expuestos a los cambios derivados del calentamiento global, y sus ecosistemas son uno de los más vulnerables y afectados por la aridez, el aumento de los períodos de sequía y el riesgo de incendios.

Además, FSC en la Península Ibérica, centra sus esfuerzos en demostrar el impacto positivo que tiene la gestión forestal en la conservación de la biodiversidad y el suelo, en la regulación de las cuencas hidrográficas, y en el almacenamiento de carbono;  y atraer con ello apoyo económico por parte de empresas  y Gobiernos en beneficio de los propietarios forestales responsables de la conservación de los bosques.