GEFOREST, una apuesta por la digitalización para gestionar las masas forestales

Obtienen variables dasocráticas y dasométricas a través de Lidar Terrestre Móvil.

Geforest aúna las últimas tecnologías en inteligencia artificial para aplicarlas al inventario forestal. La tecnología utilizada se basa en Lidar (Ligth detection and ranging). En concreto, utilizan el Lidar Terrestre Móvil, que genera 300.000 puntos por segundo, lo cual genera una nube de puntos repleta de información con una media de 180 millones de puntos.

Los socios de Geoforest participaron en el proyecto GO monte digital, financiado con fondos Feder. Durante el desarrollo del mismo consiguieron desarrollar un software capaz de transformar nubes de puntos en archivos con todos los datos necesarios para una correcta gestión forestal. “Entonces, una vez terminado, Luis y yo dijimos vamos a montar una empresa. Así surgió la oportunidad en febrero del año pasado cuando, Luis empezó el Master en Bioeconomía Forestal en U.F.I.L. (Cuenca), y después de un año de duro trabajo estamos dando nuestros primeros pasos, en el mundo empresarial”, explica Pedro Díaz.

Lo que proponen con Geforest es una digitalización de las masas forestales. “¿Qué mejor manera de controlar algo que tenemos digitalizado y lo podemos gestionar desde casa? Es decir, nosotros vamos a cualquier monte realizamos lo que llamamos un escaneo, toma de datos basado en una nube de puntos, la exportamos al pc y en cuestión de minutos, tenemos todas las variables dasométricas y dendrométricas que nos proporciona la masa forestal. Nos genera un modelo 3D de la realidad que ha obtenido, con lo que se mejora la precisión comparado con el inventario tradicional”, explica.

Además, gracias a ello y haciendo comparaciones de rendimiento entre el inventario clásico y el inventario basado en Lidar, “en una hora entre dos personas con la nueva tecnología realizamos el trabajo de una cuadrilla de 20 personas en toda una mañana. Los datos que recibimos no son otros que diámetro, volumen, altura, altura del primer verticilo, fracción de cabida cubierta, árbol dominante, árbol próximo con más madera, más alto y todo esto georreferenciado, es decir, con sus coordenadas”, apunta. “En fin algo que para obtener antes teníamos que recurrir a un elevado tiempo con el consecuente coste material y humano”, añade.

También se pueden medir estéreos y pilas de biomasa, aplicado esto a grandes industrias de transformación de biomasa (pellet). “No sólo nos queremos quedar aquí, queremos ampliar la línea de negocio a ramas como arquitectura, industria, arqueología… Nuestro objetivo a largo plazo para los próximos años es Digitalizar los montes para conseguir la sostenibilidad ambiental basada en el uso de una Tecnología punta, tan interesante como desconocida, rápida, precisa y fiable”, concluye Pedro Díaz.