martes , 20 de agosto de 2019

Tras la última ola de incendios acontencidos en Galicia, señala la necesidad de un pacto de toda la cadena, de la ciudadanía y de los grupos políticos.


La cadena de valor de la madera ofreció el pasado 26 de octubre una rueda de prensa con el objetivo de ofrecer su visión, pasado el duelo inicial por los incendios que asolaron Galicia hace unas semanas. En esta comparecencia participaron José Manuel Iglesias, presidente del CMD; Jacobo Feijóo, secretario xeral de Asefoga; Alfonso Fernández, vicepresidente de Serfoga; y Ricardo González, gerente del CMD, en representación de las asociaciones que forman parte de la cadena: ASEMFO, ASEFOGA, SERFOGA, Asociación Forestal de Galicia, Promagal, Asociación de Empresarios de la 1ª Transformación de Lugo, Monte Industria, Pemade y Cluster da Madeira e o Deseño de Galicia.

“Lo que no gestione un empresario motivado, lo acabará gestionando el fuego”

Lo primero que se quiso puntualizar es que no se puede criminalizar a los que son la palanca fundamental para generar rentas en el rural, fijar población y combatir incendios a través de su implicación y su iniciativa. En este sentido, indicaron que el medio rural es su medio de vida y se han sentido injustamente tratados con algunas informaciones publicadas a raíz de los incendios.

Galicia, como novena potencia forestal europea y líder del sector nacional, debe estar al máximo nivel y no merece la situación que está atravesando. Tal y como indicaron los representantes de la cadena, “lo que no gestione un empresario motivado, lo acabará gestionando el fuego”.

 

 

En cuanto a lo sucedido en relación al incendio de más de 35.000 hectáreas en tan corto espacio de tiempo, la cadena de valor de la madera indica que para evitar estas situaciones es necesario un pacto total del territorio que derive en una tesis universal. En este sentido, no se debe obviar que todos los que forman parte de la cadena son el principal instrumento para la generación de recursos en el medio rural.

El punto de partida para acabar con situaciones como las vividas es fomentando la cultura forestal, como hay en otros países. La madera es la principal riqueza para Galicia por lo que se necesita una mayor gestión forestal, caminando hacia una economía donde la naturaleza sea el motor. El futuro está en revalorizar los terrenos forestales y dar una viabilidad económica a través de un sector forestal potente, a través de una bioeconomía que reemplace la economía fósil. El futuro es de los biomateriales y el hecho de que haya una viabilidad económica, refuerza la sostenibilidad del bosque. Los representantes de la cadena quisieron acabar su intervención con un mensaje de optimismo para el futuro, siempre y cuando interioricemos el mensaje de consenso y reivindiquemos la importancia del sector forestal.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.