La Junta de Castilla-La Mancha apuesta por un aprovechamiento forestal sostenible

Para contribuir al desarrollo del mundo rural y la lucha contra la despoblación.

El consejero de Desarrollo Sostenible de la Junta de Castilla-La Mancha, José Luis Escudero, ha puesto de manifiesto el gran interés del Ejecutivo regional por conservar y potenciar las masas forestales de la región, pues una adecuada gestión forestal proporciona importantes beneficios para todos los ciudadanos, tanto ambientales, como la reducción de riesgo ante incendios, la contribución a la mitigación del cambio climático o la conservación de la biodiversidad, y de recursos como el agua y el suelo”.

Pero también, según ha añadido el consejero, “beneficios económicos derivados de la mejora de la productividad y la racionalización del proceso de aprovechamiento forestal. Además de sociales, generando empleo a partir de los productos tanto maderables, como no maderables que se obtienen de los montes, así como el cuidado del entorno, permitiendo el desarrollo del medio rural”.

Así lo ha indicado José Luis Escudero durante su participación en la XXVI Fiesta Ganchera que se ha celebrado en el municipio de Peñalén, donde ha avanzado el esfuerzo y la apuesta que “viene realizando el Ejecutivo del presidente García-Page por poner en valor la riqueza del sector forestal y de los montes de Castilla-La Mancha”.

En este contexto, ha destacado el trabajo que se está impulsando para la certificación forestal desde la Consejería de Desarrollo Sostenible, “en su apuesta por realizar una adecuada gestión de los montes de una forma sostenible” y de forma concreta en la provincia de Guadalajara, con el sello de certificación FSC. Así, Escudero ha explicado que el proceso se ha iniciado en varios Montes de Utilidad Pública localizados en la zona del Alto Tajo, pertenecientes a diferentes ayuntamientos.

José Luis Escudero ha recordado que “en 2021 y principios de 2022 certificamos a través de FSC por primera vez en Castilla-La Mancha casi 40.000 hectáreas de monte, lo que está permitiendo que la madera de la región se comercialice con los más altos estándares de calidad y sostenibilidad a nivel mundial y, lo más importante, una remuneración justa a los productores”.

En este momento, junto a lo ya certificado en la provincia de Cuenca, se espera la certificación de 17.000 hectáreas de montes catalogados en Ciudad Real, continuando con el proceso en Guadalajara y Albacete. Y se ha conseguido también la certificación de productos no maderables y servicios ecosistémicos como biodiversidad. “Por tanto, a lo largo de 2022 vamos a certificar casi 130.000 hectáreas más, de las cuales 11.000 van a ser precisamente aquí, en la provincia de Guadalajara, en la comarca de Molina-Alto Tajo”, ha detallado el consejero.

Como novedad, ha señalado que “se va a incluir en el proceso la certificación el servicio ecosistémico de captura de carbono, habiendo desarrollado una metodología específica basada en los inventarios de los instrumentos de ordenación de los montes para verificar el estándar. Por tanto, será Guadalajara la primera provincia en conseguir la certificación de este servicio ecosistémico en la región”.

Además, ha puesto de ejemplo el proyecto que está desarrollando una agrupación de productores de madera en la Mancomunidad del Alto Tajo (compuesta por los municipios de Arbeteta, Armallones, Peñalén, Peralveche, Poveda de la Sierra, El Recuenco, Villanueva de Alcorón y Zaorejas (pedanías de Huertapelayo y Villar de Cobeta), que contiene 26 montes de utilidad pública y una superficie de casi 38.000 hectáreas, señalando que ya están en proceso de certificación FSC los montes de Villanueva de Alcorón y Peñalén.

De esta forma, ha añadido José Luis Escudero, “ya se ha gestionado el primer contrato desde la mancomunidad, pues el pasado mes de febrero se lanzó la contratación de los aprovechamientos de madera, seis lotes y 12.444 metros cúbicos, con un valor de tasación de 212.190 euros, en cuya licitación participaron 14 empresas, entre ellas, varias de las más importantes en el sector de la madera nacional. Todos los lotes se adjudicaron por un valor de 387.830 euros. Un reto conseguido y ahora el objetivo es extender este modelo a otros territorios de la provincia y de la región con la misma problemática”.

HASTA EL 30 DE SEPTIEMBRE SE PUEDEN SOLICITAR LAS AYUDAS AL SECTOR FORESTAL

Por otro lado, el consejero de Desarrollo Sostenible ha recordado que, precisamente para impulsar el desarrollo del sector forestal, actualmente se encuentran abiertas hasta el 30 de septiembre dos líneas de ayudas que alcanzan los 24 millones de euros para la mejora y la conservación de las masas forestales de la región y que, además, incluyen un criterio que tiene en cuenta la despoblación.

“Hemos destinado casi 20 millones a la mejora de los tratamientos selvícolas, en el marco de la gestión forestal sostenible, para aumentar la capacidad de adaptación de los ecosistemas forestales, se mejora la biodiversidad y se evita la degradación de los suelos. Y, en segundo lugar, más de 3,7 millones de euros para favorecer la creación de empresas forestales y el mantenimiento de pymes en el medio rural”, ha manifestado el consejero.