La XUNTA defiende el impulso de la competitividad de la industria forestal gallega como uno de los principales retos de la transición ecológica

El vicepresidente segundo y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, participó en el webinario «Retos y expectativas de la industria forestal gallega».

El vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, señaló que el impulso de la competitividad forestal gallega es uno de los principales retos de la transición ecológica. Así lo aseguró el pasado día 26 de marzo durante el webinario «Retos y expectativas de la industria forestal gallega», en el que se presentaron los datos de la segunda encuesta sobre el sector elaborada por la Escuela de Ingeniería Forestal de la Universidad de Vigo.

Conde destacó que los datos reflejan que esta industria está demostrando una gran capacidad de resiliencia ante la crisis de la covid-19 y que las asociaciones empresariales son actores fundamentales como interlocutores con la Administración para conocer el estado del sector y sus demandas y necesidades.

Así, tal y como explicó, se redujo a la mitad el porcentaje de empresas que reconocen que la pandemia les está afectando muy negativamente; el 98% de las empresas participantes no tuvo que declararse en concurso de acreedores; el 12% de las empresas prevé un aumento de las inversiones previstas para este año –cinco puntos por encima de la encuesta realizada en 2020– y el 57% cuenta con incrementar su facturación en este ejercicio.

El vicepresidente segundo apostó por consolidar esta tendencia y se refirió a los fondos Next Generation como una oportunidad excepcional para avanzar hacia una Galicia más verde y poder generar un impacto transformador en toda la cadena de valor de esta industria. El objetivo es conseguir un mayor aprovechamiento y optimización de los recursos forestales; impulsar la economía circular y la bioeconomía; fomentar la eficiencia energética y apostar por la digitalización y la incorporación de tecnologías avanzadas en las cadenas de producción de las empresas.

Como ejemplo, Conde citó uno de los proyectos tractores de la Xunta: la gestión sostenible de los bosques gallegos, que contempla la creación de una fábrica de fibras textiles a partir de la madera y residuos celulósicos; y TechMadeira, que permitirá una inversión de más de 38 millones de euros para impulsar la construcción en madera y para llevar la digitalización y la innovación a las empresas de la industria forestal.

Conde defendió la importancia de apostar por la colaboración público-privada para que las pymes de esta industria ganen en tamaño y competitividad y recordó el apoyo de la Xunta a través de la Agencia Gallega de la Industria Forestal (Xera), y de la Estrategia de Impulso a la Biomasa.