Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

Más de 100 años trabajando en la reforestación y conservación de nuestros montes

El Centro Forestal de Villapresente (Cantabria) produce anualmente una media de 250.000 plantas de más de 30 especies forestales y arbustivas.

El Centro Forestal de Villapresente, dependiente del Gobierno de Cantabria, lleva más de 100 años siendo una pieza muy importante a la hora de contribuir a la conservación del medio natural y de la flora y fauna silvestres, la defensa de los ecosistemas forestales, la restauración medioambiental y el aprovechamiento y gestión sostenibles de los recursos forestales.

El Centro, que produce anualmente una media de 250.000 plantas de más de 30 especies forestales y arbustivas, tanto autóctonas como productivas, se encarga de abastecer de plantas de extraordinaria calidad para repoblar y restaurar los Montes de Utilidad Pública, las fincas de ayuntamientos y juntas vecinales para el desarrollo de actividades relacionadas con la educación ambiental. También suministra a centros escolares y organizaciones sin ánimo de lucro en campañas de sensibilización, educación ambiental, restauración de áreas degradadas y reforestación.

La historia de este vivero empezó a escribirse en el año 1917, cuando la Jefatura de Montes solicitó al Concejo de Villapresente, propietario del mismo, el alquiler de terreno en dicho monte para la creación de un vivero forestal. Tras ello, en el centro no se ha dejado de trabajar en la producción de árboles. “La mayoría de la producción se realiza por semillas que se siembran en bandejas o contenedores de alvéolos y se llevan a los invernaderos para que germinen protegidas de las inclemencias climáticas”, explican desde el centro, añadiendo que “algunas especies se reproducen mejor por medio de estaquillas o esquejes que se cortan de unos árboles madre”.

Aunque tras más de 100 años la labor del centro sigue teniendo el mismo origen y fondo con el que se creó, en los últimos años se están desarrollando nuevas líneas de trabajo que hace 100 años ni siquiera se intuían, como la Educación Ambiental y la Investigación. La primera, dirigida a los jóvenes para que puedan conocer cómo se cuidan las plantas que luego van a repoblar nuestros montes, van a contribuir a luchar contra el cambio climático y a generar riqueza en el territorio, y la segunda, pensando tanto en el ámbito de la producción de planta forestal, como en el de la producción de frutales, pues el Vivero desarrolla, en el Centro de Investigación y Formación Agrarias (CIFA), dependiente también de la Consejería de Medio Rural, investigaciones sobre recuperación de variedades tradicionales de frutales.

En este sentido, desde el año 2009 se ofrecen visitas guiadas al vivero, con con reparto gratuito de plantas entre los asistentes y la organización de charlas y talleres entre diferentes colectivos, como escolares, profesores y alumnos de escuelas taller, centros de capacitación agraria y del CIFA.

También se estudian y desarrollan proyectos relacionados con la propagación y micropropagación vegetativa de laboratorio; la utilización de hongos para mejorar la calidad de la planta forestal (micorrización); técnicas de germinación para especies difíciles, y las investigaciones con simuladores de endurecimiento de plantas, y la experimentación con la aclimatación a condiciones extremas.

“Bancos de semillas y germoplasma forestal, programas de investigación de mejora genética forestal, programas de mejora para especies y estudios e identificación de agentes patógenos, estudios sobre el suelo y fertilidad son otras de las líneas en las que trabaja el Centro Forestal de Villapresente”, aseguran desde el centro, donde también se encargan de orientar y asesorar en asuntos de carácter técnico que, por su complejidad, requieren de una asesoría especializada de recomendaciones con experiencia y equipos profesionales.