Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

El Parlamento Europeo respalda el uso eficiente de los recursos de la biomasa leñosa

Y la prevención de los subsidios que distorsionan el mercado.

Los productores europeos de paneles de madera (representados por EPF) y de muebles (representados por EFIC), así como Federlegno Arredo (FLA), asociación miembro de ambas federaciones, celebran la votación del Parlamento Europeo para reforzar los elementos clave de la Economía Circular en la nueva Directiva de Energías Renovables.

En su Declaración conjunta de Venecia de julio de 2016, EPF y EFIC abogaron por un uso eficiente y óptimo de los recursos de biomasa, en línea con el principio del uso en cascada de la madera. Las Federaciones pidieron la creación de un campo de juego nivelado a través de la eliminación de las distorsiones del mercado impulsadas por subsidios, ayudas públicas, primas y subvenciones, y por el respeto de la jerarquía de residuos para obtener la máxima eficiencia de los recursos de madera y de los restos de madera. Ambos temas han sido abordados por el Parlamento Europeo.

 

 

«Con esta votación positiva sobre la nueva redacción de la Directiva sobre energías renovables, el Parlamento Europeo ha enviado un mensaje claro de que, si bien la madera y la biomasa leñosa jugarán un papel importante en la transición de Europa a la energía limpia, primero debe cumplir su valioso papel como material industrial para fabricar productos». Así lo confirmó Paolo Fantoni, presidente de EPF.

Al final del ciclo de vida, los residuos y desechos de madera pueden convertirse en una fuente de energía renovable, a través de la recuperación de energía

Esta decisión del Parlamento Europeo allanará el camino para un uso más sostenible de la madera y los residuos de madera en Europa mediante la producción de productos de madera y muebles en primera instancia, y posteriormente su reutilización y reciclaje para dar a la madera una segunda vida. Al final del ciclo de vida, los residuos y desechos de madera pueden convertirse en una fuente de energía renovable, a través de la recuperación de energía.

EPF, EFIC y FLA aplauden al Parlamento Europeo, y ahora miran al Consejo de la Unión Europea para garantizar que estos valores y principios se mantengan en la próxima etapa del proceso legislativo de Energías Renovables.