miércoles , 20 de noviembre de 2019

En una jornada celebrada en Valladolid, en la que se presentó el Grupo Operativo PINEA.


Los integrantes del grupo operativo PINEA han participado en la jornada divulgativa que sobre “Mejoras e innovación en la producción del piñón ibérico”, que se celebró el pasado día 20 de septiembre en el Museo Patio Herreriano de Valladolid, con la Asociación Forestal de Valladolid (ASFOVA) como anfitriona.

Encuentro en el que hubo una puesta en común sobre la necesidad de abordar los problemas reales que afectan al descenso en la producción del piñón (pinus pinea) debido principalmente a una plaga sanitaria, pero también a la competencia del piñón asiático que hace necesario mejorar la comercialización del producto nacional.

En la jornada, organizada por el GO PINEA, los implicados en el sector manifestaron la preocupación ante la plaga de la chinche americana (Leptoglossus occidentalis) que, pese a no estar declarada como tal, sí ocasiona “gravísimos e irreparables daños” a la producción piñonera y por ende, a la pérdida de valor de estas masas, afectando a la fijación de población en el medio rural y a todo un modo de vida en las comarcas de pinares en Castilla y León.

 

 

Los productores y la industria quieren conocer si hay avances técnicos sobre cómo manejar la masa forestal para reducir la incidencia de una plaga que consideran un problema sanitario, al que suman la “urgente” necesidad de poner en valor las cualidades del piñón ibérico frente a la competencia del piñón asiático.

“Los propietarios de montes demandamos una solución innovadora a nuestra pérdida de producción de piña y pérdida de rendimiento en el piñón, y para eso precisamos todo el apoyo tecnológico y de investigación si queremos mantener las masas de Pinus Pinea”.

Para este Grupo Operativo es vital reseñar y concienciar que el piñón ibérico es “único” en cualidades nutritivas y organolépticas. Por eso “tenemos que concienciar a la sociedad de que eligiendo el piñón de nuestra tierra no sólo se adquiere un producto de primera calidad y muy saludable, sino que se contribuye a mantener un entramado social y económico importantísimo en las zonas rurales, y a evitar el abandono de los pinares de piñonero”, explicaron. 

Una jornada en la que todos los actores involucrados e integrados en PINEA unieron su voz y expresaron la acuciante necesidad de contar con el apoyo de las administraciones y, si es posible, poner en marcha campañas divulgativas “que defiendan los productos de la tierra y conciencien de las ventajas de nuestros piñones frente a otros”. 

En la jornada también se evidenció que, aunque se ha hecho camino, todavía queda mucho por hacer; y por ello se llevó a cabo una tormenta de ideas por parte de ponentes y participantes en la mesa redonda posterior a la exposición, que esperan puedan servir para ir de la mano en un recorrido al que prefieren enfrentarse con optimismo.

El subdirector de Política Forestal del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Guillermo Fernández, institución colaboradora, comentó en Valladolid que “deben buscarse soluciones innovadoras que han de concretarse en un plan que vaya resolviendo los problemas expuestos en la jornada”.

 

 

Por su parte, el director general de Competitividad de la Industria Agroalimentaria y de la Empresa Agraria de la Junta de Castilla y León, Jorge Morro, coincidió en la conveniencia de ir unidos “porque nos jugamos mucho desde el punto de vista de la producción y la transformación”, y puso en valor los avances que se están consiguiendo en investigación y desarrollo a través del grupo operativo PINEA con el apoyo del MAPA. Para Morro “es esencial que el piñón español se abra hueco en los mercados internacionales”.

“Todos a una” es el mensaje claro y unívoco de esta jornada, en la que Francisco Javier Ezquerra, jefe del Servicio de Gestión Forestal de la Dirección General del Medio Natural de la Junta de Castilla y León, fue tajante en su afirmación de que “si hay esfuerzo y el sector se une y se reúne, se solventarán los problemas”. 

La gerente de la Sociedad Cooperativa Piñonsol y moderadora de la mesa redonda, Amelia Pastor, destacó la importancia de estas jornadas para dar visibilidad a las inquietudes de todo un sector y ha pedido apoyo a las administraciones porque “la industria está pasando muy malos momentos”. 

En su ponencia, el investigador del Instituto Universitario de Investigación sobre Gestión Forestal Sostenible, Juan Pajares Alonso, apuntó que, “por primera vez un grupo activo como es PINEA va a tratar de que este problema trascienda a nivel nacional e internacional”.

El doctor Sven Mutke, del Instituto Nacional de Instigación y Tecnología Agraria y Alimentaria, INIA-iuFOR, también defendió la movilización y el trabajo conjunto, al igual que el doctor Raúl de la Mata, del Instituto de Investigación de la Generalitat de Cataluña (IRTA); convencidos ambos de que hay concienciación y de que ya existe el “vivero y la base suficiente para empezar a afrontar un problema complicado que llevará cierto tiempo resolver”. 

Una jornada en la que todos los actores han tratado de poner negro sobre blanco este grave problema, que se da en todo el arco mediterráneo. 

El grupo PINEA está integrado por COSE, la Fundación CESEFOR, la Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León (FAFCYLE); las empresas Ecología y Espacio, S.L. y Sanidad Agrícola ECONEX, S.L.; la sociedad cooperativa PiñonSol CyL como industria transformadora; el Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA) y el Consorci Forestal de Catalunya. 

En la organización de la jornada colaboraron también el Ministerio de Agricultura, que financia este proyecto, la Junta de Castilla y León, y el Ayuntamiento de Valladolid.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.