viernes , 15 de febrero de 2019

Los interesados pueden recibir información e inscribirse en el Ayuntamiento de la localidad.


Una empresa se puso en contacto con el Ayuntamiento de Caminomorisco (Cáceres) para hacer pública una oferta de empleo relacionada con el sector de la resina. En concreto, la empresa busca resineros para trabajar en el término municipal de la localidad, sin ningún tipo de condición.

El Consistorio del municipio cacereño se ocupa de explicar la oferta de empleo a los interesados, así como de apuntarlos. “La oferta proviene de una empresa privada, nosotros solo nos encargamos de apuntar a los interesados e informarles sobre la misma”, indican desde el propio ayuntamiento.

El propio alcalde, Gervasio Martín Gómez, comenta que está previsto que se empiece con el tema aproximadamente en el mes de marzo. “Estamos recibiendo las solicitudes y apuntando a los interesados en el ayuntamiento. Será para marzo cuando nos pongamos con ello”, apunta.

Y es que es, precisamente, en el mes de marzo cuando se empieza a trabajar en la resina, una campaña que dura unos nueve meses. La campaña comienza con el desroñe de los pinos. Lo que se quiere es que estos nuevos resineros estén listos para poder comenzar la campaña de 2019.

La región extremeña posee un potencial en cuanto al aprovechamiento de la resina de pino muy elevado, gracias a las 86.851,23 hectáreas de Pinus pinaster, debido a las amplias superficies que existen susceptibles de ser resinadas como las zonas forestales de Cíjara en la Siberia Extremeña o Las Villuercas, cuyas especies principales son Quercus ilex y Pinus pinaster, o Sierra de Gata y Las Hurdes cuya especie principal es el Pinus pinaster.

EL GRUPO OPERATIVO RESINEX

Esta oferta en el Ayuntamiento de Caminomorisco viene a reafirmar que la actividad resinera en Extremadura ha vuelto a ponerse en práctica en los últimos cinco años inicialmente en la Comarca de la Siberia con entre 40 y 50 matas, posteriormente en Gata las dos últimas campañas y suscita gran interés en las Hurdes. Por último, se inició la resinación en la comarca de la Vera, en concreto en Jarandilla de la Vera con cinco matas.

El sector de la resina es, por lo tanto, muy joven en Extremadura. Sus pinares deben de adaptarse a este nuevo aprovechamiento, adecuando la ordenación y la selvicultura de estos montes a esta nueva situación. Por otro lado, la sociedad no conoce este nuevo uso de los pinares, que puede servir para no demonizar estas masas y buscarles una rentabilidad para la sociedad mayor si cabe, siempre desde el punto de vista del desarrollo sostenible.

La resinación en Extremadura se enfrenta a retos tales como la optimización de las producciones para que estas sean rentables y sostenibles, la ordenación de los montes que incluya una selvicultura que integre la resinación como aprovechamiento sostenible, la formación de los resineros, la adaptación de la resinación a las condiciones del terreno y el clima extremeño, la innovación y la aglutinación del sector en torno a un grupo de profesionales capaces de poner en valor la actividad de tal forma que sea capaz de generar riqueza y empleo, fijando población rural.

El Grupo Operativo RESINEX pretende ordenar todos estos objetivos y dar a conocer a los resineros la importancia que este orden, unido a una buena planificación acompañada de la formación y la innovación, puede traer a las producciones resineras en Extremadura.

La importancia que este sector, y esta actividad en concreto, tienen desde el punto de vista socioeconómico y medioambiental es elevada, debido a que la materia prima es imprescindible para la fabricación de infinidad de productos utilizados por gran parte de la población mundial en su vida cotidiana (tintas, barnices, pinturas, pegamentos, gomas de mascar…).

Dentro del aspecto socioeconómico, el progresivo aumento en los últimos años del precio de la colofonia hace más rentable la actividad de resinación, por lo que se prevé un aumento de las hectáreas resinadas en los próximos años. Esta actividad económica favorece la fijación de la población rural gracias a la creación y mantenimiento de puestos de trabajo en estas zonas y las actividades complementarias de selvicultura, que persiguen un aumento en la producción de este recurso, y a su vez, eliminan biomasa de los montes generando un efecto positivo reduciendo los riesgos de incendios forestales.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.