viernes , 22 de marzo de 2019

En la actualidad, en su factoría de Cuenca trabajan nueve personas.


Valcan es una empresa conquense, constituida en el año 1956, dedicada a la extracción y destilación de resinas naturales. En la actualidad, es la cuarta generación quien lleva las riendas de esta empresa, que pese a pasar a ser reconocida como sociedad a mediados del siglo XX, lo cierto es que su historia se remonta a hace más de 250 años, lo que la hace ser una de las más antiguas del sector de la resina en España.

“Tenemos un documento del año 1749 donde se hace mención a la resina y el aguarrás por parte de un antepasado nuestro que vivía en una pequeña población del Alto Tajo, Huerta Pelayo, en la provincia de Guadalajara”, recuerda el gerente de Valcan, Saúl Gómez.

Y es que los abuelos de Saúl proceden de ese municipio. Ya en 1901 fundan en Sigüenza, también en Guadalajara, una fábrica de productos resinosos, destilando a fuego lento en un pequeño taller. En 1944, en Rillo de Gallo, otra pequeña localidad guadalajareña ubicada en la Comarca de Molina, montan una industria de resina de arrastre por vapor, hasta dar el salto a Cuenca.

En la actualidad, en su factoría de Cuenca trabajan nueve personas, aunque cuentan con un proyecto a futuro que podría necesitar de la incorporación de más trabajadores. “Nuestra idea es la de seguir trabajando en derivados de la colofonia. Diversificar ese mercado”, explica Gómez, quien recalca que “una empresa como la nuestra, con tanta historia, siempre debe mirar al futuro”.

Y es que con la destilación resina se obtiene aguarrás (parte líquida) y colofonia (parte sólida), que a través de tratamientos puede acabar en la industria para realizar distintos productos. Así, entre los productos que llevan o utilizan la colofonia encontramos las ceras de depilar, adhesivos, tintas de impresión, perfumes, chicles, o incluso en algunos productos sanitarios como el Reflex o el Vicks Vaporub.

“Estamos inmersos en un proyecto que comenzamos en 2018, en el que buscamos diversificar los productos de la colofonia. Además, estamos centrados en la exportación e importación de todos los productos”, afirma el gerente de Valcan.

CRISIS RESINERA

La empresa conquense ha sabido adaptarse a los tiempos y superar una gran crisis en el sector que duró varias décadas, ya que comenzó en la década de 1980 y no terminó hasta entrado el 2010. “Cuando acabó la resinación en España, lo combinamos trayendo de fuera resina y aguarrás”, recuerda Gómez.

Eso les llevó no solo a superar una mala época del sector en nuestro país, sino a seguir creciendo. “Las nuevas necesidades que demandaban nuestros clientes, nos hicieron ampliar a partir de los años 90, con la instalación de dos nuevas plantas. Una productora de Ceras Especiales, para el sector agroalimentario, y la otra para la producción de Sulforricinato sódico (Aceite Rojo de Turquía ), con destino al mercado agroalimentario así como al textil”, explica.

Lo cierto, es que España en la década de los 50 era un referente en la producción de resina, con unas 55.000 toneladas al año. “Todo eso cambió con la entrada de Portugal en la Unión Europea y el libre mercado entre los países. No podíamos competir con sus bajos precios, por lo que el oficio se empezó a perder en España”, narra Gómez, quien también apunta como culpables de este retroceso en la actividad en España a Brasil y China.

En el año 1998, emprendieron nuevas inversiones, con el montaje de una planta de Resinas Modificadas, cuya capacidad de producción asciende a 5.000 toneladas al año. “Desde los años 70 somos exportadores a los países del norte de Europa”, indica.

En esta última década, el sector de la resina en España parece haber vuelto a florecer, son muchos los Gobiernos regionales que están ayudando para que la gente vuelva a trabajar en el sector, destacando Castilla y León, o la propia Cuenca, dentro de Castilla-La Mancha. “Lo que nos proporciona la vuelta de la resina española es garantizarnos un suministro y estabilidad”, dice Gómez.

A la planta conquense llevan la resina resineros de Cuenca, Guadalajara o Teruel. “Creemos que hay más recorrido en el sector, sobre todo en la provincia de Cuenca, ya que es una de las zonas forestales más densas de Europa. Además, en cuestión de pino rodeno, es una de las cuatro o cinco más importantes de España”, concluye.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.