Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

People, Forests and Climate Change

Personas y bosques tienen un papel muy importante en la lucha contra el cambio climático.

Éste ha sido el tema central de la segunda jornada del encuentro internacional “People, Forests and Climate Change”, que PEFC, la Asociación Española para la Sostenibilidad Forestal, celebró ayer en Casa Asia (Madrid).

En el encuentro participaron expertos de países como Indonesia, Vietnam, Sudáfrica, Tailandia, Laos, Nueva Zelanda, Malasia, Camerún, Nepal, India, Guatemala y Filipinas, que han querido compartir sus experiencias e intercambiar ideas en relación a los modelos actuales de gestión forestal sostenible.

Sarah Price, Directora de Proyectos y Desarrollo de PEFC Internacional.

Sarah Price, Directora de Proyectos y Desarrollo de PEFC Internacional.

Sarah Price, Directora de Proyectos y Desarrollo de PEFC Internacional y Ana Belén Noriega, Secretaria General de PEFC España dieron la bienvenida a los asistentes. Price comenzó explicando que PEFC trabaja en la promoción a nivel global, de modelos de gestión forestal sostenible y la certificación forestal como herramienta para ofrecer una solución contra el cambio climático, la tala ilegal y la deforestación. Continuó presentando la modalidad de certificación agrupada que permite que los pequeños propietarios puedan acceder a la certificación forestal y gestionar sus bosques de manera sostenible.

Por su parte, Noriega explicó cómo la gestión forestal sostenible y la certificación forestal son vitales para el desarrollo de las comunidades rurales que viven o dependen de los bosques, ya que generan empleo y riqueza.

A continuación, se expusieron varios casos prácticos de las diferentes modalidades de certificación agrupada (regional y de grupo). En España, este tipo de modalidad es un éxito y representantes de diferentes regiones como Navarra, Cataluña y Cantabria han querido compartir sus propias experiencias con la certificación agrupada en su modalidad regional. En Navarra, la certificación forestal es muy importante como muestran sus cifras: 52% de sus bosques y 84% de la madera producida están certificados por PEFC. Por otro lado, el gobierno de Cataluña, apoya a los más de 200 propietarios forestales para desarrollar sus planes de gestión y poder implementar la certificación. Por su parte, el representante cántabro ha apuntado que la industria está demandando cada vez más la certificación PEFC en los productos forestales.

Asimismo, diferentes propietarios forestales y expertos han expuesto varios casos prácticos en la modalidad de grupo.

Para finalizar, se estableció un taller para profundizar en diferentes aspectos técnicos, políticos y de implementación de la certificación en los diferentes países.

El encuentro se organizó en apoyo a la Cumbre del Cambio Climático de París ya que la conservación de los bosques y sus múltiples funciones es un eje prioritario en la lucha contra el cambio climático y en el desarrollo de una economía verde en el medio rural.

Hoy dará comienzo la tercera y última jornada del evento “People, Forests and Climate Change” con una visita de campo a Coca (Segovia) donde los asistentes podrán visitar diferentes tipos de monte en los que se realiza una gestión forestal sostenible, se realizarán trabajos forestales, como la recogida de piña y el proceso de resinación y después dará comienzo una mesa de diálogo con representantes de la Junta de Castilla y León y propietarios forestales.

Éxito de la modalidad de certificación agrupada (regional y de grupo)

Con un 30% de la superficie forestal mundial gestionada por pequeños propietarios forestales, comunidades y pueblos indígenas, es imperativo que la certificación forestal no sea un obstáculo para su integración en los mercados. En muchos países, la única forma de asegurar que los propietarios forestales tengan acceso a la certificación forestal, es a través de la modalidad agrupada, ya que les permite mejorar las capacidades y conocimientos de las pequeñas comunidades. Este modelo de certificación diseñada por PEFC, facilita el desarrollo rural, permite reducir la pobreza y ayuda a optimizar la contribución del sector forestal a la economía verde.

Ana Belén Noriega, Secretaria General de PEFC España.

Ana Belén Noriega, Secretaria General de PEFC España.

Esta modalidad de certificación ya está siendo un éxito en países europeos con cientos de miles pequeños propietarios adscritos. España es el máximo exponente en certificación agrupada tanto en su modalidad Regional con un 71% de la certificación en España, como en la certificación de Grupo con un 13%. La certificación regional aúna a la propiedad pública y privada de un mismo territorio lo que viene a dar cumplimiento a la aplicación de las políticas forestales territoriales. La certificación de grupo, parte de la iniciativa privada y consiste en la agrupación de propietarios privados dando así mayor cohesión territorial a la gestión forestal sostenible.

Numerosos países están desarrollando sus sistemas nacionales de certificación forestal PEFC y otros están trabajando en la certificación agrupada. Muchos de los países con sistemas nacionales PEFC en desarrollo participarán en el evento: Camerún, República Centroafricana, Ghana, Guatemala, Hungría, India, Japón, Corea, Laos, Macedonia, México, Myanmar, Nepal, Nueva Zelanda, Filipinas, República del Congo, Rumania, Sudáfrica, Tailandia , Turquía, Vietnam. Por otro lado, asistirán otros países que ya cuentan con sistemas nacionales y están trabajando para promover la certificación agrupada: Brasil, Chile, Indonesia, Malasia, Portugal, EE.UU y Reino Unido.

Los bosques frente al cambio climático

Los bosques albergan biodiversidad, protegen los suelos y las aguas, contribuyen a la lucha contra el cambio climático, ayudan a generar empleo y desarrollo rural y nos ofrecen madera, papel, corcho, resinas, setas y muchos más productos. Después de los océanos, los bosques son el sumidero de carbono más importante del planeta, lo que los convierte en una prioridad en la lucha contra el cambio climático. A pesar de su vital importancia, están amenazados por actividades como la tala ilegal o la deforestación. Conservar nuestros bosques y gestionarlos de forma sostenible es necesario y es importante que todos colaboremos para mantener unos ecosistemas que son fundamentales para el futuro del planeta.

Se estima que 1.600 millones de personas en todo el mundo dependen de los bosques para subsistir. Además, aportan empleo a más de cien millones de personas. Los bosques son el hogar de más del 80% de la biodiversidad terrestre del planeta y ayudan a proteger cuencas hidrográficas fundamentales para suministrar agua limpia a gran parte de la humanidad. Sin embargo, el cambio climático está planteando grandes desafíos para los bosques y para las personas.

La conservación de los bosques y sus múltiples funciones es un eje prioritario en la lucha contra el cambio climático y en el desarrollo de una economía verde en el medio rural. La conservación sólo es viable mediante una gestión ordenada y sostenible de sus recursos, que mejore la productividad de los montes sin comprometer su disponibilidad futura. Esta es la razón de ser de la Gestión Forestal Sostenible y la Certificación Forestal PEFC. Una iniciativa voluntaria del sector privado forestal que bajo un marco común de principios y un sistema de seguimiento a través de toda la cadena productiva, garantiza que los productos que la industria de transformación pone en el mercado provienen de bosques gestionados con criterios de sostenibilidad.

A través de la Gestión Forestal Sostenible se puede mitigar el cambio climático ya que mejora la función de los bosques como sumideros de carbono, y se promueve el uso de productos forestales en lugar de otros materiales cuya fabricación conlleva una alta emisión de gases de efecto invernadero.

PEFC

PEFC_logoPEFC es una organización sin ánimo de lucro, que promueve la gestión forestal sostenible a través de la certificación de los bosques y de sus productos para asegurar su conservación en el futuro y conseguir un equilibrio social, económico y medioambiental.

PEFC facilita a los propietarios forestales, mecanismos para gestionar sus bosques, promoviendo la formación, la transferencia de tecnología, la sensibilización y la implicación de los gobiernos y responsables de las políticas encaminadas a la conservación del medioambiente.

Con 268 millones de hectáreas, 750.000 propietarios y gestores forestales y más de 16.000 empresas certificadas en Cadena de Custodia en 70 países, PEFC es el líder mundial en certificación forestal. En España hay 1.853.000 hectáreas con 17.550 gestores y 1.135 empresas que se han adherido al sello de certificación forestal sostenible PEFC.

El sello PEFC comunica al consumidor que los productos forestales que va a consumir se han obtenido de forma legal, mediante prácticas que respetan la biodiversidad y los valores naturales del bosque y con garantías sociales y laborales para los trabajadores de toda la cadena productiva.